Alemania goza ante Polonia y Croacia apenas gana a Austria

VIENA (AFP) - Con un doblete de su delantero de origen polaco Lukas Podolski, Alemania venció a Polonia por 2-0 el domingo, en Klagenfurt, y quedó al frente del grupo B de la Eurocopa-2008, delante de Croacia, que debió sudar más de la cuenta para superar 1-0 al anfitrión Austria, en Viena.

El equipo de Joachim Low se mostró superior a su rival a lo largo de casi todo el partido y con esta demostración de buen fútbol quedó al frente de las posiciones, con tres puntos, los mismos que tiene Croacia, aunque con una mejor diferencia de gol (+2 contra +1).

"Contra Croacia, pienso que será un partido abierto porque los dos equipos son fuertes", adelantó el capitán alemán Michael Ballack.

La clave por ahora son los goles, los que le regaló a la Mannschaft Podolski (20, 72), 'niño maravilla' en el último Mundial-2006, que vuelve a crecerse en una gran cita.

De esta forma, Alemania confirmó su estatus de firme candidato al título con un triunfo lucido por ciertos momentos, regalando el mejor fútbol que se vio por ahora en el torneo de Suiza y Austria.

'Podo', atacante del Bayern Múnich de 23 años, además quebró una racha negra de doce años sin victorias de la selección germana, que no obtenía un triunfo en una fase final de Eurocopa desde su coronación en Wembley, ante República Checa, en 1996.

El primer gol de "Prinz Poldi" llegó a los 20 minutos, tras una asistencia de su compañero y también atacante de origen polaco Miroslav Klose, quien cedió para que el rubio la mandara al fondo del arco.

El segundo tanto llegó con un bombazo de volea desde el corazón del área, aprovechando un rebote favorable que lo dejó frente a un portero desprotegido (70) y bien crucificado por Podolski.

Para Polonia, su vecino sigue siendo la bestia negra intocable, ya que en 16 enfrentamientos, jamás lo pudo vencer (12 derrotas, 4 empates).

La entrada del atacante de origen brasileño Roger Guerreiro por el capitán Maciej Zurawski dio movilidad al frente polaco y tal vez se merezca un lugar en el equipo de arranque de Leo Beenhakker en la segunda presentación polaca en el Europeo.

Esta será contra un rival que también llegará herido, porque al anfitrión le aguaron la fiesta en casa, aunque eso entraba en la lógica de los pronosticadores.

En Viena, Croacia se impuso 1-0 gracias a un gol de penal del volante Luka Modric a los 4 minutos.

El encuentro comenzó derecho para los croatas, cuando el defensor austriaco Rene Aufhauser volteó torpemente a Ivica Olic, que encaraba hacia la línea de fondo. El árbitro holandés Pieter Vink no dudó en pitar y el centrocampista Modric, nueva figura del Tottenham, se encargó de cambiar la falta por gol.

"Esta victoria nos da confianza para lo que sigue del torneo. El primer partido siempre es difícil y jugamos bien hasta los 35 minutos del primer tiempo. Después, Austria nos puso mucha presión y habrá que analizar los errores cometidos", dijo Bilic.

En la segunda parte, los hombres de Josef Hickersberger mostraron decisión para buscar el empate y acorralaron a la 'cuadriculada' contra la valla de Stipe Pletikosa, quien terminó transformándose en la figura del partido.

"Lo más importante es que ganamos los tres puntos. Nuestro rival fue muy agresivo y nos defendimos bien", aseguró el portero croata.

"El equipo jugó con mucha pasión y merecimos algo más que la derrota. Tenemos que prepararnos de la mejor forma para enfrentar a Polonia y Alemania, que son también equipos de primer nivel", afirmó el DT austríaco Hickersberger.

Ahora, Polonia deberá ajustar las líneas para el choque de vida o muerte frente al anfitrión Austria, que tampoco tiene aire, mientras los alemanes se disputarán el liderato de la llave con Croacia, el jueves, importantísimo en la perspectiva de tener un rival más fácil en cuartos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida