Alemania buscará imponer obediencia a discípulos turcos

BASILEA, Suiza (AP). Turquía ha copiado muchas de las virtudes de los alemanes para meterse en la primera semifinal de su historia en la Eurocopa, y ahora tendrá la oportunidad de ponerlas a prueba ante los tricampeones europeos el miércoles por un lugar en la final.

El técnico turco Fatih Terim necesitará mucho ingenio para poner en cancha al mejor equipo, luego que una plaga de lesiones y suspensiones arrasara con nueve de los habituales titulares.

En tales circunstancias, el panorama de los turcos no luce prometedor. Más si del otro lado el técnico alemán Joachim Loew cuenta con todos sus jugadores disponibles para el miércoles, pues el mediocampista Torsten Frings parece recuperado de una fractura de costilla.

Pero Loew conoce bien a Turquía, donde tuvo un breve paso como entrenador, y le advirtió a sus dirigidos sobre la personalidad de los turcos.

Y el capitán Michael Ballack espera a un rival "muy fuerte" pese a llegar herido.

"Saben adaptarse a los rivales y son muy fuertes mentalmente. Su entrenador sabe como motivarlos y serán un oponente muy incómodo. Hay que sacarse el sombrero por su pase a la semifinal", destacó Ballack el martes.

"Pero tampoco debemos sobrestimarlos", sostuvo.

Pese a que Alemania tiene a su favor un récord 11-3-3 ante Turquía, el cuadro germano perdió dos de los últimos tres partidos.

Después de remontar un marcador adverso sobre el final de sus últimos tres partidos, para Loew las lesiones y suspensiones no minaran la confianza de los turcos.

"Todos los equipos que están en las semifinales tienen cierta clase. Conozco a los jugadores turcos y sus condiciones por propia experiencia. Ellos se vuelven eufóricos, especialmente si las cosas salen a su manera. Sienten orgullo por su nación, tienen la moral bien alta y juegan hasta el final, realmente hasta el último minuto. Será muy duro", los describió Loew.

"Les advertí a mis jugadores que ellos creen hasta el final que van a ganar el juego", añadió.

Turquía le empató a Croacia 1-1 en el último remate del tiempo extra y luego la derrotó 3-1 por penales en los cuartos de final.

Y tal es el respeto que inspiran, que Loew los considera un rival todavía más complicado que Portugal, al que Alemania venció 3-2 contra todos los pronósticos en cuartos.

"Los turcos son más creativos y no se ajustan a una determinada posición", afirmó Loew.

Alemania, que busca su cuarta corona europea, se ha distinguido en el pasado por su oportunismo, correr hasta el silbato final y por su fortaleza mental, atributos que adoptó Turquía en esta competencia.

Turquía necesitará de otro milagro para llegar a la final de un gran torneo por primera vez en su historia, especialmente con el delantero Arda Turan y el volante Tuncay Sanli, suspendidos, mientras que el capitán Nihat Kahveci quedó fuera por un desgarro. Al menos, el mediocampista de origen brasileño Mehmet Aurelio volverá tras cumplir con un partido de suspensión.

Los turcos han tomado muy en cuenta la información que puede aportar Hamit Altintop, quien juega con cinco alemanes de la selección en el Bayern Munich.

"Hamit nos está dando información muy útil cada día. Es un partido muy especial para él, como también para nosotros. Nos contó algunas cosas interesantes de los jugadores alemanes", apuntó el delantero Semih Senturk.

Con Nihat afuera, Senturk se perfila como su reemplazante en el ataque.

Para el defensor Gokhan Zan "por supuesto que Alemania es la favorita. Pero ahora que llegamos tan lejos, queremos más".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.