América: Hinchas chilenos cruzan los Andes en busca de la Copa

MENDOZA, Argentina (AP). Decenas de miles de hinchas chilenos cruzaron la frontera en avión, autobuses y automóviles desde antes del fin de semana para apoyar en Mendoza a su selección, que sueña con conquistar su primera Copa América.

"Ganamos, de todas maneras", afirmó optimista Verónica Iturrate, de 35 años, que se tomaba fotos con sus cuatro hijos y su esposo enfrente del hotel céntrico donde se aloja el plantel dirigido por Claudio Borghi. Eran parte de los más de 20.000 chilenos, según las autoridades locales, que llegarían a Mendoza el fin de semana.

Las calles de Mendoza, un tradicional destino de fin de semana de muchos chilenos, mostraban cada vez más camisetas de la "Roja", banderas tricolores y autos con placas de Chile. En restaurantes y tiendas, el acento chileno, veloz y musical, se escuchaba cada vez con más frecuencia.

Chile debuta el lunes en la Copa frente a México en San Juan, pero gran parte de los viajeros prefirieron esperar el encuentro en Mendoza, una ciudad popular entre los turistas a unos 160 kilómetros al sur de la sede del partido. Allí aprovechaban precios comparativamente baratos para salir de compras, comer parrilladas típicas y, para variar, probar los vinos del otro lado de la cordillera.

Con uno de sus hijos sentado en los hombros y una gorra tricolor de espuma, Ignacio Cárdenas, el esposo de Iturrate, contó que suele ir a la cancha en Santiago a ver a Universidad de Chile y a la selección, pero ésta era la primera vez que viajaban al extranjero para ver a Chile. Cárdenas, de 39 años, contemplaba gastar unos ochocientos dólares en total en la excursión familiar en vehículo desde Santiago.

En el cruce andino del Cristo Redentor, cientos de autos esperaban mientras los visitantes hacían el trámite fronterizo para ingresar a Argentina. Las familias hacían sus picnics y grupos de hinchas gritaban y saltaban cuando las cámaras de televisión se acercaban a entrevistarlos.

La escena afuera del hotel Hyatt, frente a la plaza principal de esta capital, pasó de unos pocos hinchas a una multitud entre el mediodía y la noche del sábado. La mañana del domingo, cientos de fanáticos recibieron permiso para entrar al estadio de Andes Talleres junto con la prensa y alentar a los seleccionados durante su segunda sesión de entrenamiento en Mendoza. Banderas gigantes, bombos y otros objetos ruidosos animaban la mañana fría.

Funcionarios de Migraciones dijeron al diario local Los Andes que esperaban que el flujo de turistas se acercara al récord histórico de 24.000 viajeros, alcanzado en 2002 cuando el colapso económico argentino abarató las compras en extremo para los consumidores transandinos.

Los simpatizantes chilenos viven tiempos de optimismo renovado tras la era de Marcelo Bielsa al frente de la "Roja", que tuvo su culminación en un gran Mundial en Sudáfrica. Ahora, esperan que Borghi logre continuar los éxitos.

"Deberíamos clasificar", dijo un fanático ataviado de gorra y camiseta rojas, Jorge Arce, de 38 años, al sopesar las expectativas del Grupo C, donde el otro principal candidato es Uruguay.

"México con juveniles, Perú con varios lesionados", siguió, mientras otros fanáticos se tomaban fotos delante de una bandera chilena enorme atada a un árbol de la plaza. "Quedan dos afuera nomás, no podemos quedar afuera".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.