América: Messi vuelve a quedar en deuda con Argentina

LA PLATA, Argentina ( AP). Su prometedor arranque se fue diluyendo y otra vez Lionel Messi volvió a quedar en deuda con la selección de Argentina.

Pero si lo que hizo el viernes Messi lo hiciese otro, le serviría para ser quizás el mejor jugador de la cancha.

Pero se trata de Messi, la joya del Barcelona y mejor futbolista del mundo. Y de la fenomenal "Pulga" se espera mucho más de lo que exhibió en el empate 1-1 de Argentina ante Bolivia en el duelo inaugural de la Copa América.

" Nos vamos tristes porque no conseguimos el objetivo, que era ganar", dijo Messi. " Hicimos las cosas bien, hay que seguir creciendo, seguir mejorando".

Hay algo que juega en su contra: sus compañeros de Argentina no son tan solidarios en la cancha como sus colegas del Barcelona.

Quedó demostrado que cuando es necesario, Messi le pasa la pelota a todos, pero cuando todos la tienen, apenas se la ceden al "10" de la selección.

Foco principal de atención, incluyendo de la defensa boliviana, Messi arrancó con todo para encender la ilusión de sus aficionados que se desvelan por verlo jugar al nivel del Barsa.

Lo mejor de Messi fue una sensacional apilada en la primera etapa que sorprendió a medio equipo boliviano y Ezequiel Lavezzi desperdició su pase al quedar en posición adelantada.

"A Messi lo dejamos recibir, girar y encarar" en el primer tiempo, dijo el técnico de Bolivia Gustavo Quinteros. "Pero luego eso lo arreglamos" Argentina no armó una buena sociedad en el mediocampo y Messi fue presa de la táctica de su técnico Sergio Batista, que lo hizo jugar como centrodelantero pero sin los socios que tiene en el Barcelona, Andrés Iniesta y Xavi Hernández, que le alimentan una buena dosis de balones.

Además, la defensa boliviana se le cerró encima prácticamente con una marca personal.

"Le pusieron uno encima a Leo, y la verdad que se complica", comentó el autor del gol argentino, Sergio Agüero.

Harto de estar entre medio de Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi, los dos extremos, Messi decidió luego tirarse unos metros atrás y fue el generador de las aproximaciones más peligrosas de su equipo.

Pero Messi no tuvo gol. Messi no fue el del Barcelona.

"Yo no quiero jugar como el Barcelona, es muy difícil jugar como el Barcelona", declaró Batista. "Hoy hubo mucho vértigo, que es lo que nosotros no pretendemos".

A pesar del desempeño del equipo, los compañeros de Messi no le pierden la fe.

"Estamos en busca de eso (ayudar a Messi a jugar como en el Barcelona), tenemos que saber que es un jugador desequilibrante", comentó el veterano zaguero Jacvier Zanetti.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.