América: Sudamérica promete dura pelea para llegar al Mundial

BUENOS AIRES (AP). La Copa América definió un nuevo mapa del fútbol sudamericano, en el que Argentina y Brasil ya no marcan la tendencia: Uruguay es el nuevo monarca, escoltado por Paraguay. Perú resurgió mientras Venezuela dejó los pañales y empezó a caminar.

Así planteado se avisora una encarnizada lucha en las eliminatorias para el Mundial de 2014 que arrancan en octubre.

Los "nostálgicos" de otras épocas dirán que el nivel de juego en la Copa América fue bajo y que a instancias decisivas llegaron equipos con un estilo mezquino, que priorizaron cuidar el arco propio.

Sin embargo, una mirada más profunda permite advertir que aquellas selecciones que apostaron a proyectos de largo plazo (Uruguay y Paraguay) jugaron la final, mientras los que perdieron el rumbo hace tiempo (Argentina) la miraron por televisión.

Uruguay confirmó su gran momento al vencer 3-0 a Paraguay en la final, con dos goles de Diego Forlán y uno de Luis Suárez, avasallando a un equipo que llegó con jugadores con el físico disminuido y que nada pudieron hacer para contener el vendaval celeste.

"Me parece que hoy las grandes potencias sudamericanas han disminuido su nivel futbolístico", analizó días atrás el ex artillero chileno Iván Zamorano. "Las Cenicientas de Sudamérica ya no lo son".

Argentina y Brasil, finalistas de las últimas dos ediciones del certamen continental, se despidieron en los cuartos de final con un sólo triunfo en su haber.

Estrellas como Lionel Messi o Neymar, que resaltan en estructuras más sólidas como lo son Barcelona y el Santos de Brasil, campeones de sus respectivos continentes a nivel clubes, se vuelven "simples mortales" si quedan librados sólo a su talento en selecciones que carecen de una línea de juego.

Esto fue más evidente en Argentina, que ha cambiado dos entrenadores en dos años, y parece encaminada a deshacerse de Sergio Batista el lunes.

Oscar Tabárez en Uruguay y Gerardo Martino en Paraguay son los técnicos que más tiempo llevan en el cargo de los que participaron en la Copa América. Ambas selecciones cuentan con una base sólida de futbolistas y saben a qué juegan.

El "Maestro" Tabárez guió a la Celeste a un cuarto puesto en el mundial 2010 y ahora a su 15to título continental, con lo que Uruguay superó un empate con Argentina y se convirtió en el máximo monarca en Sudamérica.

Paraguay no jugaba una final desde 1979, cuando ganó el último de sus dos títulos.

Todos coinciden que las eliminatorias serán muy difíciles porque habrá más pretendientes para cinco lugares. Y eso que Brasil no será parte ya que albergará el próximo mundial.

Perú y Venezuela llegaron silbando bajo a la Copa América y terminaron entre los cuatro primeros.

El uruguayo Sergio Markarián, que tomó la conducción de los Incas en julio de 2010 para imponer disciplina al colista de las últimas eliminatorias, era puro lamento antes de la competencia a causa de las bajas por lesión de sus dos máximas figuras Claudio Pizarro y Jefferson Farfán. Con Juan Vargas a media máquina y Paolo Guerrero como goleador, Perú se coló en semifinales después de 14 años y terminó tercero luego de golear el sábado 4-1 a la Vinotinto.

"Hemos conseguido el principal objetivo en esta copa que es consolidar futbolistas", destacó Markarian. "Estamos en busca de la formación de un equipo que busque la clasificación al mundial", lo cual no consigue desde 1982.

"Cenicienta" o "Patito Feo" son apodos ya no le caben a Venezuela después de esta copa, en la que por primera vez en su historia superó la barrera de los cuartos de final en el torneo sudamericano.

La Vinotinto de César Farías superó la fase de grupos invicta ante Brasil, Ecuador y Paraguay, otrora sus verdugos.

"Hoy el mundo sabe que en Sudamérica hay otra selección que tiene categoría, que tiene brío, que no se le achica a nadie", avisó Farías. "A lo mejor el premio se nos dé... con la satisfacción de llegar al Mundial 2014". Venezuela es el único país sudamericano que jamás se ha clasificado a una Copa del Mundo.

Chile generó muchas expectativas tras terminar primero en su grupo con un interesante nivel, pero sorpresivamente Venezuela le dio salida en cuartos. El crédito para el argentino Claudio Borghi sigue abierto y cuenta con un grupo de jugadores que están en plenitud para conseguir el boleto mundialista.

Ecuador, Bolivia y Colombia terminaron con saldo negativo la excursión por Argentina.

Los ecuatorianos aspiraban a más con la conducción del colombiano Reinaldo Rueda, pero quedaron últimos en su zona con apenas un punto. Pese a los cuestionamientos, el timonel fue confirmado en su cargo y le espera una ardua tarea.

La falta de gol es el "karma" de Colombia, que en la Copa América anotó sólo tres en cuatro partidos pese a contar con artilleros de la talla de Radamel Falcao, Hugo Rodallega y Teófilo Gutiérrez.

"El problema del gol. No definimos", admitió el entrenador Hernán Darío Gómez. "Creo que son momentos, porque goleadores sí hay".

Ambos seleccionados cuentan con la materia prima necesaria y ello los vuelve rivales a respetar.

Bolivia sorprendió a todos al arrebatarle un empate al anfitrión Argentina en el inicio de la Copa América, pero claudicó en los siguientes compromisos. Tiene una dependencia absoluta de lo que puedan generar en ofensiva Marcelo Martins Moreno y la altura de La Paz ya no asusta como antes. Luce como el más débil de Sudamérica.

México y Costa Rica, los invitados de la CONCACAF, se despidieron en las primeras de vuelta.

Los partidos de la primera fecha de las eliminatorias serán: Perú-Paraguay, Colombia-Brasil, Ecuador-Venezuela, Uruguay-Bolivia y Argentina-Chile.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.