América: Uruguay fue garra, fuerza y corazón

BUENOS AIRES (AP). No se le pida que ofrezca una versión seductora de fútbol. Uruguay es pura personalidad y esfuerzo colectivo, tradicionales ingredientes que lo llevaron el domingo a ganar la Copa América por 15ta vez en la historia de este torneo que es el más importante y antiguo del continente.

Las ilusiones de Uruguay terminaron como en sus mejores tiempos: otra vez campeón, en este caso el vencer 3-0 a Paraguay, con dos goles de Diego Forlán y otro de Luis Suárez.

Después de 16 años sin ser campeón de la Copa, los uruguayos volvieron a subirse a la ruta del triunfo con un atildado juego de conjunto, sin mezquindad en la pierna y con la mira en el arco rival puesta.

La misma receta que usaron los Celestes cuando terminaron en el cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica 2010.

"El momento que está viviendo el fútbol uruguayo es increíble", comentó Forlán. "Y para nosotros estar haciendo historia es un orgullo".

Sobre un plantel de 23 jugadores, su técnico Oscar Tabárez trajo a 20 de los mundialistas, entre ellos al capitán Diego Lugano y a los goleadores Forlán y Suárez, que terminaron con dos y cuatro goles cada uno. Paolo Guerrero, de Perú, fue el máximo artillero con cinco.

Suárez fue elegido como el mejor jugador del torneo.

"Esto se viene haciendo desde el 2006 y todo trabajo tiene su fruto. Ojalá continúe de esta manera, no sólo nosotros, sino también los jóvenes", dijo Forlán.

Fue una alusión a Tabárez, de 64 años, técnico de la celeste desde 2006, arquitecto de un equipo en el que sobresalen Suárez y Forlán, pero respaldado en un sólido trabajo colectivo que tiene a la defensa como pilar y que viene sumando nuevas figuras como su central Sebastián Coates, ganador del premio al mejor jugador joven del campeonato.

Uruguay había arrancado con un empate 1-1 ante Perú con gol Suárez y con sendas dianas de Alvaro Pereira cosechó otro 1-1 con Chile y sumó su primer triunfo 1-0 ante México.

Tras la fase de grupos empezó a afianzarse y en cuartos de final eliminó a Argentina 5-4 (1-1) el 16 de julio, una fecha grabada a fuego en la historia del fútbol de Uruguay ya que ese mismo día de 1950 los charrúas derrotaron a Brasil en la final de la Copa del Mundo en el estadio Maracaná.

"Fue un grupo. Creo que los grupos unidos, todos juntos y todos tirando para el mismo lado, son los que consiguen cosas", destacó Suárez, artillero del Liverpool inglés.

Un 2-0 a Perú en semifinales y el 3-0 en la final contra Paraguay le dieron a Uruguay su título número 15, despegándose así de Argentina, que se quedó en 14.

Fernando Muslera fue uno de los mejores arqueros del torneo, la dupla Lugano-Coates fue casi impasable, en el centro de la cancha brilló Diego Pérez, y Forlán y Suárez fueron los socios perfectos del ataque.

"Esto no viene de causalidad, viene por años de trabajo, de sacrificio, de deseos de haber llegado hasta acá", dijo Lugano, del Fenerbahce de Turquía.

Con su doblete ante Paraguay, Forlán tiene un total de 31 goles con selección uruguaya, con lo cual el atacante del Atlético de Madrid alcanzó como artillero histórico a Héctor Scarone.

Uruguay registra 41 participaciones y es la tercera vez que gana un título en Argentina. Los otros fueron en la inauguración de la copa en 1916 y en 1987.

En las dos ocasiones postergó al elenco anfitrión: primero con un 0-0 en la última fecha que le alcanzó para ganar por suma de puntos y dejar segundo a su rival, y más adelante en semifinales.

Ahora, su nueva víctima se llama Paraguay.

Además de 15 títulos en copas de América, Uruguay también tiene dos mundiales, el de 1930 en casa y el de 1950 en Brasil, y dos medallas de oro en el fútbol olímpico.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.