América: La manos de Villar no fueron suficientes para Paraguay

BUENOS AIRES (AP). Para ser campeón se necesita algo más que dos manos salvadoras.

Paraguay lo comprendió ante Uruguay en la final de la Copa América, cuando las mismas manos milagrosas de Justo Villar que lo habían depositado en una instancia decisiva después de 33 años no fueron suficientes contra el instinto goleador de Luis Suárez y Diego Forlán, autores del 3-0 que le dio el título a los charrúas.

El equipo del argentino Gerardo Martino empató cinco partidos y perdió el más importante. Marcó cinco goles y le convirtieron ocho. Terminó como mejor tercero en el Grupo B detrás de Brasil y Venezuela, a quienes tuvo contra las cuerdas en los choques de primera fase pero en ambos casos la victoria se le escurrió en los minutos finales.

Villar fue el héroe en la serie por penales ante los mismos rivales en cuartos de final y semifinales.

Paraguay adoleció en toda la competencia de un generador de juego que pudiera alimentar a sus artilleros Roque Santa Cruz, Lucas Barrios o Nelson Haedo Valdez. Néstor Ortigoza y Cristian Riveros, los de mejor pie en una línea de cuatro volantes, pocas veces pudieron cumplir con la función.

Y su famosa defensa aguerrida mostró varios agujeros que Villar supo tapar con su gran desempeño, que le valió el premio al mejor arquero del torneo.

Aún con sus limitaciones, Paraguay avanzó a la final de la Copa América, lo cual no lograba desde 1979. Tal vez su mérito estuvo en la fortaleza colectiva lograda tras cinco años de trabajo al mando de Martino, que junto al uruguayo Oscar Tabárez son los que llevan más tiempo en el cargo entre las selecciones de Sudamérica.

"Es algo muy lindo haber llegado a la final, obviamente que queríamos ganarla", señaló el central paraguayo Paulo Da Silva. "Hicimos un digno trabajo, nos vamos bien ahora para la eliminatoria".

"El equipo sigue estando firme, sobrio, hay mucha gente joven que viene pidiendo pista".

Parecidos en su estilo, pero con un poderío ofensivo mayor, Uruguay lo superó física y futbolísticamente.

El futuro es un interrogante para Paraguay.

Martino no ha dado precisiones sobre su continuidad en el cargo, mientras crecen los rumores de que Argentina lo tiene en los planes para reemplazar a Sergio Batista.

El entrenador sólo dijo que tras la competencia continental hará una revisión de su ciclo con las autoridades del fútbol guaraní y luego tomará una decisión.

Después de alcanzar por primera vez los cuartos de final de un Mundial en 2010 y llegar a la final de la Copa América, no hace falta aclarar que el "Tata" Martino tiene la última palabra.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.