Argentina-Brasil, Ronaldinho-Messi: semifinal de lujo

BEIJING (AP). Juntos saborearon la gloria con el Barcelona y ganaron una Liga de Campeones y dos campeonatos españoles.

Pero el martes Lionel Messi hará todo lo que esté a su alcance para evitar que Ronaldinho mantenga a Brasil en la lucha por su primera medalla olímpica de oro en fútbol.

La Argentina de Messi y el Brasil de Ronaldinho se sacarán chispas en semifinales en el Estadio de los Trabajadores, donde disputarán una verdadera final adelantada. La histórica rivalidad entre ambos le da interés adicional el encuentro, en el que los argentinos, que defienden el título ganado hace cuatro años en Atenas, tratarán de asegurarse de que siga sin haber una medalla de oro en las vitrinas del fútbol brasileño.

El ganador se medirá en la final con el vencedor del partido entre Bélgica y Nigeria.

"Es un choque entre dos grandes equipos", dijo el volante brasileño Anderson. "No les tememos y ellos no nos temen. Al final veremos quién llega a la final y quién tiene el mejor equipo".

Argentina tendrá una ausencia importante, la de su arquero Oscar Ustari, quien sufrió la rotura de los ligamentos de la rodilla izquierda en los cuartos de final ante Holanda y estará inactivo ocho meses. Será reemplazado por Sergio Romero, quien lució inseguro en los centros al área cuando salió de titular porque el técnico Sergio Batista le dio descanso a Ustari en al último partido de la fase inicial, ante Serbia.

Batista parece decidido a conservar en el ataque a Sergio Agüero, pese a que no ha anotado un solo gol en el torneo.

"No marcó pero crea oportunidades y se entiende bien con los demás", expresó Batista.

En Brasil resta por verse si el técnico Dunga le devuelve la titularidad a Pato en el ataque o apuesta nuevamente por Rafael Sóbis, quien jugó en los cuartos de final ante Camerún y anotó un gol que puso en marcha una victoria 2-0 en un alargue.

Argentina también necesitó un alargue para doblegar 2-1 a Holanda en los cuartos de final.

Todas las miradas apuntarán en dirección de Ronaldinho y Messi. El brasileño, quien viene de un año para el olvido y no había jugado los últimos cuatro meses por lesión, mostró chispazos de su fútbol y dejó en claro que todavía puede ser desequilibrante.

El "Pulga" Messi, por su parte, fue el que marcó la diferencia en su equipo y tiene dos goles, dos pases de gol y numerosas jugadas para el asombro. Además, formó una buena sociedad con Juan Román Riquelme, el conductor de Argentina.

El volante argentino Fernando Gago pronosticó que Brasil "saldrá a defenderse".

"Con los jugadores que nosotros tenemos arriba, es lógico salir a cuidarse. Nosotros también tenemos que estar atentos y concentrados en los 90 minutos para evitar sorpresas", señaló el volante del Real Madrid.

Los números indican que Brasil es el equipo más rendidor del torneo. Es el que más goles ha marcado, 11, incluidos los de la paliza 5-0 que le dio a Nueva Zelanda en la segunda fecha, y el único que tiene el arco invicto.

"No me interesa eso (las estadísticas). Estos son clásicos y cualquiera de los dos sabe que puede ganar", declaró Batista en el entrenamiento del lunes.

Messi y Ronaldinho no serán los únicos compañeros que ahora lucen casacas distintas. El argentino Javier Mascherano y el brasileño Lucas militan en el Liverpool, mientras que el brasileño Marcelo juega con Gago en el Real Madrid.

El fútbol olímpico ha sido desde siempre una deuda pendiente para los dos gigantes sudamericanos. Pero Argentina se sacó esa espina en el 2004 en Atenas. Brasil, pentacampeón mundial, sigue sin saborear el oro y vino a Beijing con lo mejor que tiene, incluidos numerosos jugadores que brillan en los mejores clubes europeos. Pato lo hace en el Milan, al que también acaba de incorporarse Ronaldinho, Diego sobresale en el Werder Bremen, Marcelo en el Real Madrid y Anderson en el Manchester United.

El partido comienza a las 21.00 (1300 GMT).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida