Argentina: "Muero por dirigir a Boca", dice Maradona

BUENOS AIRES (AP). Diego Maradona dijo que su máximo anhelo es ser el nuevo técnico de Boca Juniors pero reconoció que antes debería limar asperezas con Juan Román Riquelme, ídolo en ese popular equipo que está atravesando un mal momento en el fútbol argentino.

"Me muero por dirigir a Boca, pero antes debo hablar con Riquelme", destacó el ex técnico de la selección argentina, cuya tumultuosa experiencia con la Albiceleste concluyó en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica con la derrota 4-0 ante Alemania.

En declaraciones a la revista Gente, Maradona dijo que el futuro técnico de Boca "tiene que hacer entender al jugador que hay que matarse por esta camiseta. Pero, lamentablemente, en este equipo muchos sacan la patita" (no se esfuerzan).

Boca busca técnico desde que Claudio Borghi renunció el 17 de noviembre tras la derrota 1-0 ante su visceral enemigo River Plate. Roberto Pompei se hizo cargo en forma interina pero el equipo no levanta cabeza: marcha por debajo de la mitad de la tabla con apenas 20 puntos en 16 partidos, con seis victorias y ocho derrotas.

Julio César Falcioni, actual conductor de Banfield, es el principal candidato para ser el entrenador de los Xeneizes. También figuran Miguel Angel Russo (Racing), Blas Giunta (Almirante Brown) y Carlos Bianchi (sin club), y en estos días se sumó a esa lista Ricardo Gareca (Vélez Sarsfield).

Fiel a su estilo, Maradona minimizó las cualidades de Falcioni, haciendo hincapié más que nada en su pasado como arquero del propio Banfield y América de Cali, entre otros. Maradona suele decir que un ex guardameta no podría adquirir suficientes conocimientos para ser buen entrenador.

"Si vamos a buscar un arquero de técnico es que no aprendimos nada de todo lo malo que nos pasó desde que se fue (el ex presidente de Boca Mauricio) Macri", dijo Maradona.

Destacó que tiene varias ofertas para dirigir, las cuales no especificó, pero que su objetivo es ser técnico de Boca, club del cual es fanático y con el que se consagró campeón como jugador en 1981, antes de encandilar en clubes europeos como Barcelona y Napoli. Regresó a Boca y se retiró allí en 1997.

"Me muero por ser el técnico de Boca, pero primero hay muchas cosas que hablar con varias personas", dijo el ex capitán del seleccionado argentino campeón Mundial en México 1986.

Puntualizó que una de esas personas es Riquelme, enemistado con Maradona por causas nunca esclarecidas cuando eran jugador y técnico de la selección.

"Me tengo que juntar con él, hablar y listo. Sería un tarado si no quisiera tener a Román en mi equipo", subrayó Maradona.

"Pero no quiero presionarlo y que se termine yendo de Boca por mi culpa. Nunca tuve una charla con él y por eso nunca entendí qué le pasó", agregó. "Me renunció de un momento a otro, nunca supe qué pasó en el medio, ni entendí eso de los códigos de lo que tanto habló".

Riquelme, quien renunció a la selección poco después de que el "10" tomara el mando a fines de 2008, dijo hace una semana que no tendría inconvenientes que Maradona lo dirija en Boca.

Tras el Mundial, las autoridades del balompié no le renovaron el contrato a Maradona, quien a fines de septiembre dijo que "daría la vida" por volver a ser técnico de Argentina, cargo que ahora ocupa Sergio Batista.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.