Argentina se entrega totalmente a Messi

NUEVA YORK (AP). Los primeros 45 minutos del empate que Argentina sacó en su amistoso contra Estados Unidos exhibieron el potencial de una selección albiceleste entregada más que nunca a los pies de Lionel Messi.

Sin embargo, Argentina aún tiene que afinar varios aspectos en su juego con miras a la Copa América del próximo julio, particularmente en la definición y en defender el arco.

El empate 1-1 el sábado fue ante todo una exhibición de Messi, considerado mejor futbolista del mundo.

En un estadio situado en medio de los pantanos de Nueva Jersey, el delantero de Barcelona gozó de amplia libertad.

Un caño suyo antecedió el gol de Esteban Cambiasso a tres minutos del descanso.

"Fue absurdo", dijo Carlos Bocanegra, el defensa y capitán de Estados Unidos que fue la víctima del caño. "Es fuera de otro mundo, ni siquiera tenía las piernas tan abiertas. De la nada salió. Me quedé diciendo, '¿en serio ha hecho eso?'"

"No te cansas de verlo por televisión, diciéndote que lo que hace es imposible y te lo encuentras en vivo y te das cuenta que no es mentira", añadió el arquero Tim Howard. "Somos todos profesionales, pero igual no puedes quedarte sin aliento al admirarlo".

Con Sergio Batista como entrenador, el funcionamiento argentino arranca, procede y culmina en torno a Messi. Ya no hay más vueltas.

Y esa es la idea a la que se refirieron técnico y entrenador al final del partido.

Messi: "Lo importante es que la idea de juego está clara".

Batista: "La idea está instalada y los jugadores la están ejecutando de la mejor manera".

De acuerdo con el discurso de Batista, la idea consiste en mucho control de pelota y ante todo atacar con orden, sin desesperación.

Es una fórmula que practica un club en España, el Barcelona. Ese club es precisamente es donde Messi brilla semana tras semana.

Con la selección, Messi juega como centrodelantero atrasado, con dos hombres acompañándole por las bandas, Angel Di María y Ezequiel Lavezzi. Para recibir la pelota, sus socios son Ever Banega y Cambiasso.

"Fueron los mejores 45 minutos de este ciclo", destacó el volante y capitán Javier Mascherano.

Argentina será anfitriona de la Copa América y procurará acabar con un ayuno de títulos internacionales que se remonta a 1993, precisamente ganado ese certamen.

Para ganar la Copa América, hay varias asignaturas que precisan correctivos. Una es la definición y la otra está en su arco.

Argentina monopolizó la pelota, sobre todo en el primer tiempo, pero tanto Di María como Lavezzi evidenciaron falta de contundencia frente al arco.

También se nota una falta de seguridad en cuanto al arquero.

Mariano Andújar fue titular bajo los tres palos por el lesionado Sergio Romero en el único cambio hecho con respecto al equipo que el mes pasado venció a Portugal. El gol del empate estadounidense fue por culpa de una pelota fácil que Andújar dejó servida para el remate del juvenil Juan Agudelo.

Lo que sigue para Argentina será un amistoso contra Costa Rica el martes en San José, donde se prevén cambios obligados para dar entrada a otros jugadores.

Pero la alineación del sábado conforma la base, según resaltó el propio Batista.

"Ya hay una base pensada, sale de estos jugadores. Los jugadores están bien y la base uno la tiene. Por eso uno quería ver a estos jugadores 90 minutos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.