Asia: Japón y Australia definirán el título

DOHA, Qatar (AP). La vía de los penales catapultó el martes a Japón a otra final de la Copa de Asia, donde enfrentará a una Australia que se empachó de goles ante Uzbekistán.

Los japoneses dejaron en el camino a su clásico rival Corea del Sur, imponiéndose 3-0 en una tanda desde los 12 pasos en la que los coreanos marraron sus tres remates.

Japón busca coronarse por cuarta vez como campeón del fútbol asiático y lo intentará frente Australia, cuya victoria 6-0 sobre Uzbekistán le permitió alcanzar la instancia definitiva por primera ocasión.

Yasuyuki Konno metió el penal que certificó el pase de Japón, apenas instantes después que el surcoreano Hwang Jae-won había anotado el tanto del empate 2-2 cuando faltaba un minuto de juego en el tiempo extra.

La gran figura en los penales fue el arquero nipón Eiji Kawashima, quien tapó dos remates.

"Fue un partido muy duro y reñido", declaró el técnico italiano de Japón, Alberto Zaccheroni. "Fuimos mejores en el primer tiempo, sobre todo atacando por las bandas, y tuvimos tres grandes ocasiones pero no supimos aprovechar. Ellos reaccionaron en el segundo tiempo y emparajeron".

El partido había terminado 1-1 tras los 90 minutos reglamentarios. Japón se adelantó a los 98, cuando Hajime Hosogai aprovechó el rebote después que a Keisuke Honda le taparon un penal.

Australia, que sólo siete goles en todo el torneo, le llenó la canasta frente a una Uzbekistán que fue muy frágil atrás.

Harry Kewell abrió la cuenta a los cinco minutos. Sasa Ognenovski (34) e David Carney (65) inflaron el marcador.

Dos minutos después del gol de Carney, los uzbekos se derrumbaron con la expulsión de Ulugbek Bakaev por doble amonestación.

Brett Emerton (74), Carl Valeri (82) y Robbie Kruse (83) maquillaron el resultado.

"Fue un partido fantástico de mi equipo", comentó Holger Osieck, el técnico alemán de Australia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.