Ballack, ante el ocaso de su carrera deja atrás días de gloria

BERLÍN ( AFP). Michael Ballack, gloria futbolística alemana durante una década, vive actualmente, con 34 años, lo más parecido al ocaso de su carrera, ya que su futuro en el Bayer Leverkusen está en entredicho, además de que parece probable que las puertas de la selección se le hayan cerrado.

Según publicó el diario popular Bild, el seleccionador de Alemania, Joachim Low, no cuenta con el centrocampista, que fue capitán antes de lesionarse y perderse el Mundial de Sudáfrica-2010, para los próximos encuentros del combinado, ante Kazajistán (26 de marzo) y Australia (29 de marzo).

Por tanto, Ballack sigue sin aumentar su cuenta de partidos internacionales, estancada en 98 duelos. O lo que es peor para él, la Federación de Alemania de Fútbol (DFB) ya tiene previsto realizar una despedida al jugador, el próximo 10 de agosto, en el partido contra Brasil, según Bild.

La elección de Brasil resulta bastante simbólica, puesto que Ballack no disputó la final que perdió Alemania su equipo ante la 'Seleçao' en el Mundial de Corea del Sur y Japón (2-0, victoria sudamericana).

Además, el diario Bild, que tiene 12 millones de lectores, juzgó recientemente en sus páginas que el jugador nacido en la antigua República Democrática de Alemania ya no tenía sitio en el combinado nacional.

Son momentos duros para Ballack, que además careció a lo largo de su carrera del carisma de otras viejas glorias retiradas en los últimos años, como es el caso de Oliver Kahn, quien colgó los guantes y las botas en 2008.

Low se reunirá a mediados de marzo con la ex estrella alemana para "conversar y ver cómo se puede plantear su futuro", según expresó el propio seleccionador.

" Independientemente de que Ballack se retire en su encuentro número 99 o 125, siempre será un gran jugador", señaló el presidente de la DFB, Theo Zwanziger, quien añadió que desea su vuelta al combinado nacional, aunque " la decición debe ser tomada por el seleccionador".

Para muchos expertos, la suerte está echada. El ex volante del Chelsea (2006-2010) y Bayern Múnich (2002-2006), lleva sin ser convocado desde marzo de 2010, lo que supuso que Philipp Lahm se haya hecho con el brazalete de capitán de la selección.

Ballack encadenó en los últimos meses una serie de lesiones que lo dejaron mucho tiempo fuera de los terrenos de juego.

Desde mayo hasta agosto del pasado año, el jugador sufrió una lesión en el tobillo derecho que lo privó del Mundial de Sudáfrica y, en septiembre, Ballack se dañó la tibia.

El centrocampista regresó a la competición en enero con el Bayer Leverkusen pero, al mes siguiente, fue baja una vez más al presentar una contractura muscular en el gemelo izquierdo.

A todo esto, se añade otra dificultad. El entrenador Jupp Heynckes parece haber perdido la confianza en el centrocampista y prefiere alinear en el Bayer a jugadores más jóvenes como Simon Rolfes o el chileno Arturo Vidal.

Ballack permaneció sentado en el banquillo en la victoria de su equipo ante el Eintracht Francfort por 3-0, a mediados de febrero.

Por otra parte, Heynckes justificó la ausencia del centrocampista entre los convocados en la derrota frente al Villareal por 3-2, correspondiente al partido de ida de los octavos de final de la Europe League, el pasado jueves, al asegurar que no se encontraba bien físicamente.

" Hay numerosos ejemplos en la Bundesliga de jugadores que necesitaron mucho tiempo para regresar de una larga lesión", explicó Heynckes, quien lamentó que " el entorno del jugador y los medios de comunicación lo olvidan rápidamente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.