El Barcelona no denuncia a Mourinho

Barcelona ( EFE). El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha explicado hoy que el club azulgrana ha decidido " poner un poco de cordura" y no denunciar la agresión del técnico del Real Madrid, Jose Mourinho, al ayudante de Pep Guardiola, Tito Vilanova, en la vuelta de la Supercopa de España.

" El cuerpo nos pedía una cosa, pero el sentido común nos dice otra. No podemos seguir así, porque nos acabaremos matando por la calle", ha afirmado Rosell durante su discurso en el Congreso Mundial de Peñas, que se celebra hoy en el Palacio de Congresos de Cataluña.

El presidente del club catalán ha apuntado que uno de los motivos para no denunciar a Mourinho ante el Comité de Competición es lo que sucedió en Madrid en el partido de ida de la Supercopa, cuando el autobús donde viajaban los directivos del Barça fue apedreado.

Cree que la denuncia crisparía más la relación entre ambos equipos y, por extensión, entre las aficiones, y añadió que su junta directiva " no es ni bravucona ni charlatana" y que, además, " a Mourinho ya le ha juzgado la opinión pública".

También ha desvelado que ni el secretario técnico, Andoni Zubizarreta, ni el entrenador, Pep Guardiola, ni Vilanova -" él fue el primero que pidió que no lo denunciáramos", ha desvelado Rosell- consideraban conveniente denunciar la agresión.

El Barça disputa en cuatro días la final de la Supercopa de Europa ante el Oporto " y los técnicos querían que el equipo estuviese centrado en el partido de Mónaco", ha manifestado el máximo mandatario de la entidad azulgrana.

Más allá de los incidentes extradeportivos, Rosell ha valorado la victoria de su equipo en la Supercopa ante el eterno rival: " Prácticamente veníamos de la playa y le ganamos el título a un equipo que estaba mucho más preparado", ha sentenciado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.