Barcelona tratará de apuntalar su liderato en la Liga

MADRID (AFP). El Barcelona tratará el martes con una victoria ante el Rubin Kazan ruso en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones mantener su liderato del grupo F y aumentar su punto de ventaja sobre el segundo, el Dynamo de Kiev.

El Barça saldrá al Camp Nou como teórico favorito, aunque los azulgrana prefieren no confiarse ante un equipo que acaba de dar pruebas de su peligrosidad al arrancar un empate 1-1 ante el Inter de Milán.

"No es un partido fácil. Como todos, vendrán al Camp Nou muy retrasados y tendremos que salir muy fuertes para crear ocasiones y marcar", afirmó el centrocampista maliense del Barça, Seydou Keita.

El jugador azulgrana puso así de relieve una de las principales armas de los rusos, el contraataque, que puede causar mucho daño a los locales, que quieren borrar ante el Rubin la mala impresión dada por el equipo en el empate 0-0 ante el Valencia el sábado pasado en el último partido de Liga.

El equipo de Josep Guardiola podrá contar de nuevo con su delantero el sueco Zlatan Ibrahimovic, recuperado de la contusión que sufrió jugando con su selección, aunque permanece la duda sobre el rendimiento del argentino Lionel Messi, muy apagado tras su actuación con la selección argentina.

Messi "está empezando a acusar la presión a la que te someten por ser considerado el mejor del mundo", afirmó el ex jugador y entrenador del Barça Johan Cruyff en su artículo semanal en El periódico de Catalunya.

El Barça también recupera a Andrés Iniesta, aunque no podrá contar con el francés Thierry Henry, de baja 10 días por una lesión muscular.

Ante esta situación, Guardiola podría jugar ante el Rubin con Messi, Ibrahimovic e Iniesta en la delantera, apoyados en la medular por Touré Yaya, Keita y Xavi Hernández.

La zaga estaría formada por Daniel Alves, Rafael Márquez, Gerard Piqué y Maxwell con el portero Víctor Valdés, defendiendo una puerta que intentarán perforar los delanteros del Rubin Alejandro 'Chori' Domínguez y Gokdeniz Karadeniz.

"Haremos un planteamiento muy tranquilo, y a ver qué pasa", afirmó Domínguez, quien recuerda lo difícil que es jugar contra el Barça.

"Podría ser que sí. Tenemos claro que si intentas jugarle al Barça de igual a igual, cuando pasan los primeros 20-30 minutos ya no puedes correr más", añadió el delantero argentino del Rubin.

Ante un peligroso rival como el Barcelona, el Rubin, último del grupo Grupo F, intentará probablemente recurrir a las salidas al contragolpe y aprovechar las jugadas a balón parado.

El técnico Gurban Berdiyev optará probablemente por un partido de contención con una medular formada por Macbeth Sibaya, Sergei Semak, Christian Noboa y Alan Kasaev con una zaga formada por Lasha Salukvadze, Roman Sharonov, el español César Navas y Christian Ansaldi con Sergei Ryzhikov bajo los palos.

"Hemos de reconocer que el Barcelona está un escalón por encima del resto. Su juego maravilla, pero, pese a ello, nosotros venimos con la intención de luchar y poner las cosas difíciles al Barcelona", dijo Navas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.