Blatter dice que no olvidará la rebelión de la UEFA

ZURICH, Suiza (AP) — Envalentonado por su nuevo mandato para liderar el fútbol mundial, Joseph Blatter dejó claro que puede haber consecuencias para los líderes europeos que trataron de derrocarlo de la FIFA. "Yo perdono a todos, pero no lo olvidaré", dijo Blatter al canal de la televisión suiza RTS. "No podemos vivir sin la UEFA y la UEFA no puede vivir sin nosotros".

El líder de la UEFA, Michel Platini, quien ayudó a Blatter a ganar por primera vez la presidencia en 1998, encabezó el distanciamiento europeo contra su antiguo aliado y ha insinuado que las naciones europeas podrían analizar un posible boicot contra la FIFA, incluso la Copa del Mundo.

Blatter dijo creer que los europeos son sólo malos perdedores, después que el candidato de Platini, el príncipe Alí bin al-Hussein, fue derrotado en las elecciones del viernes.

"Es el odio, no sólo de una persona en la UEFA, sino por toda la organización de la UEFA, que no ha aceptado que haya sido presidente desde 1998", dijo Blatter en una entrevista televisiva.

La estrategia de la UEFA para hacer frente a Blatter puede aclararse la próxima semana, cuando el organismo europeo se reúna en Berlín antes de la final de la Liga de Campeones.

"Debe haber algún tipo de reacción", dijo el presidente de la federación holandesa, Michael van Praag, quien fue candidato a la presidencia de la FIFA antes de retirarse la semana pasada para respaldar el príncipe Alí.

Sin embargo, la oposición a Blatter no es unánime en Europa. Rusia, anfitrión de la Copa Mundial de 2018, es ferozmente leal a Blatter.

El Kremlin dijo que el presidente Vladimir Putin envió un telegrama felicitando a Blatter por su reelección y expresó su confianza en su "experiencia, profesionalidad y gran autoridad".

La federación de fútbol de Francia también votó a favor de Blatter, a pesar de que el francés Platini demandó que el suizo de 79 años se retirara de las elecciones.

Ahora que Blatter inicia su quinto mandato, el organismo rector del fútbol de Europa se encuentra en un dilema sobre cómo influirá en un panorama político donde es una voz minoritaria, a pesar de ser el corazón financiero y competitivo del deporte.

Las consecuencias de que la UEFA abandone la FIFA tendrían tanto alcance que parece algo altamente inverosímil.

Las selecciones europeas no sólo estarían ausentes de la Copa del Mundo, sino que el juego europeo de clubes podría estar completamente aislado del resto del mundo.

"Inglaterra no se retirará sola de ninguna parte, de eso estamos absolutamente seguros", dijo el presidente de la Asociación de Fútbol Greg Dyke. "Eso sería ridículo".

La mejor esperanza de Europa es que Blatter haya quedado herido por su fracaso para asegurar un mandato absoluto y que se vea aún más socavado si las causas penales en curso contra funcionarios de la FIFA descubren irregularidades cercanas a la presidencia.

Blatter no ganó la mayoría absoluta de dos tercios requerida en la primera ronda de votación del viernes, pero el príncipe Alí se dio por vencido antes de una segunda ronda, donde habría sido suficiente una mayoría simple.

Platini dijo que el cambio sigue siendo crucial si es que la FIFA desea "recuperar su credibilidad".

La última paliza a la credibilidad de la FIFA llegó apenas dos días antes de las elecciones, cuando se dieron a conocer investigaciones penales suizas y estadounidenses sobre la corrupción en el organismo y varios altos funcionarios fueron detenidos en Zúrich.

El escándalo de corrupción llevó el jueves a Platini a pedirle directamente a Blatter que dimitiera. La solicitud fue rechazada de manera inequívoca y Platini deberá trabajar con Blatter por cuatro años más.

La reacción de Blatter al espectáculo del distanciamiento europeo podría ser un intento por tratar de debilitar la influencia de la UEFA en las decisiones del comité ejecutivo de la FIFA, donde ocho de los 25 miembros con derecho a voto son del viejo continente.

También hay un lugar vacante de Europa en el comité ejecutivo de la FIFA. El ex director ejecutivo del Manchester United, David Gill, asumió el viernes la vicepresidencia garantizada para Gran Bretaña, pero amenazó con dejar el cargo inmediatamente después que Blatter fue reelegido.

"Esta acción no es algo que me tomo a la ligera y los acontecimientos terriblemente dañinos de los últimos tres días me han convencido de que no es apropiado ser miembro del comité ejecutivo de la FIFA, bajo la dirección actual", dijo Gill el sábado.

"Mi reputación profesional es fundamental para mí y yo simplemente no veo cómo habrá cambios para el bien del fútbol mundial, mientras el señor Blatter siga en el puesto".

___

Rob Harris está en: www.twitter.com/RobHarris

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida