Bolivia se mueve entre la esperanza y la realidad

La Paz, 30 jun (EFE).- Bolivia tiene escasas opciones de destacar en la Copa América de Argentina, a la que se enfrentará en el partido inaugural el 1 de julio, debido a que tuvo muy poco tiempo para entrenar, carece de contadas figuras internacionales y enfoca el torneo como un ensayo hacia las eliminatorias de Brasil 2014.El peso de las estadísticas y la historia tampoco ayudan a aumentar el entusiasmo: Bolivia fue campeona en 1963 y ocupó un segundo lugar en 1997, en ambos casos como anfitriona del torneo continental, en el que ha participado en 23 ediciones jugando 102 partidos, de los que ganó 19, empató 25 y perdió 58.En su haber también está una solitaria clasificación para el Mundial de Estados Unidos de 1994, con uno de los mejores equipos que ha tenido el país en décadas, al mando del técnico español Xabier Azkargorta,pero que no ha vuelto a repetirse.El técnico argentino-boliviano Gustavo Quinteros, uno de los más exitosos de la liga local al lograr los campeonatos con Blooming (2005), Bolívar (2009) y Oriente Petrolero (2010), se ha quejado de que entrenó menos de la mitad del tiempo previsto por culpa de parte de los dirigentes de los clubes que no le cedieron a los jugadores.Su mejor hombre, tanto en lo técnico como en lo físico, es el delantero Marcelo Martins, del Shakhtar ucraniano,que pagó al club brasileño Cruzeiro 14 millones de dólares por su ficha, la suma más alta en que ha sido valorado un jugador boliviano hasta ahora.Pero Martins, de 24 años, no puede hacerlo todo solo aunque es el tipo de jugador capaz de cambiar la suerte de un partido con un remate fuerte, mucha voluntad, su velocidad y ante todo su olfato goleador.Esta será la primera Copa América de Martins que con la "Verde" ha jugado 22 partidos y anotó ocho goles desde su primera convocatoria en 2007.En el ataque, también están las opciones de Juan Carlos Arce y Alcides Peña, ambos del Oriente Petrolero boliviano, yRicardo Pedriel, del Sivasspor de Turquía.En la zaga, la mayor responsabilidad la tiene el capitán Ronald Raldes, del Colón de Santa Fe argentino, el más experimentado y solvente de los seleccionados con 55 actuaciones en el equipo, de las que nueve fueron en la Copa América. La portería también está en las mejores manos: Carlos Arias, jugador del Maccabi Netanya israelí, que pasa por un buen momento al punto de haber sido elegido este año como el arquero titular del equipo ideal en la liga de su club.En el mediocampo parece estar la mayor debilidad del equipo boliviano pues Joselito Vaca, del Oriente Petrolero, uno los mejores creativos en esa posición y el segundo con más experiencia del equipo con 50 partidos, tiene problemas para consolidarse como el líder que requiere la "Verde" en esa zona.No obstante, ha despertado mucha expectativa la posible sorpresa que puede representar el centrocampista brasileño-boliviano Edivaldo Rojas, del Naval 1 de Mayo de Portugal, jugador nacionalizado a última hora para disputar el torneo suramericano.Una suerte contraria a la de Rojas, que obtuvo su nacionalidad gracias a que es hijo de madre boliviana, tuvieron los argentinos Alejandro Shiapparelli (defensor) yMarcelo Aguirre (centrocampista) que comenzaron los tramites para su nacionalización porque estaban en los planes de Quinteros, pero no lograron terminarlos.Las dudas que existen sobre lo que puede mostrar Bolivia en la Copa América aumentaron cuando el presidente de la Federación, Carlos Chávez, dejó en claro ante la prensa que el objetivo mayor del proceso iniciado con Quinteros es pelear en las mejores condiciones posibles una clasificación en las eliminatorias para Brasil 2014, al margen de lo que pase en Argentina.Si Bolivia pasa de la primera ronda en el grupo de Argentina, Colombia y Costa Rica, ya será un logro pues en los torneos de 1999, 2004 y 2007 fue eliminada en esa fase al lograr apenas dos empates por certamen, mientras que en 2001 sufrió tres derrotas consecutivas. Javier Aliaga

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.