Brasil, otra vez favorito; Argentina se apoya en Messi

BUENOS AIRES (AP). Otra vez Brasil está envuelto por el carisma de un campeón, mientras que Argentina, afectada por la irregularidad, tiene a Lionel Messi en un momento excepcional.

Chile ofrece argumentos como para causar revuelo, a la vez que Paraguay y Uruguay dieron aviso de que no se darán por cumplidos con sólo sortear la primera ronda del Mundial de Sudáfrica.

Con ese quinteto, en el que Brasil ganó cinco mundiales y Argentina y Uruguay dos cada uno para un total de nueve títulos, Sudamérica espera darle batalla a los europeos, que atesoran igual cantidad de coronas gracias a Italia (4), Alemania (3) e Inglaterra y Francia con uno cada uno.

Brasil, cuyo técnico Dunga defendió tres veces la verdeamarela, llega como uno de los favoritos junto con España, lo que no constituye ninguna sorpresa debido al excelente presente de ambos seleccionados, ganadores de las últimas Copa América y Eurocopa, respectivamente.

Respaldado en Kaká, Julio César, Robinho y Luis Fabiano, entre otros, Brasil se clasificó al mundial tres fechas antes del cierre de las eliminatorias en su región.

Será la 19na presencia en un mundial para Brasil, único país que ha disputado todas sus ediciones y que compartirá el Grupo G junto con Costa de Marfil, Portugal y Corea del Norte.

"Tenemos que aprender a vivir con la condición de favoritos", dijo Kaká, del Real Madrid. "No podemos dejar que eso se convierta en algo negativo, como ya sucedió en años anteriores".

Lejos de conformar un equipo que luzca a nivel colectivo, la esperanza de Argentina, por su parte, está depositada en sus destacadas individualidades como Messi, notable jugador del Barcelona y considerado el mejor del mundo.

Pero en su selección, Messi pasa casi desapercibido, con su técnico Diego Maradona dando muestras de que no le puede sacar el jugo.

Argentina, cuyo primer mundial lo ganó en 1978 en casa, lleva 24 años de frustraciones tras haber dado su última vuelta olímpica en México 1986, cuando Maradona causó furor con su habilidad y sus goles.

Aún con Messi, Gonzalo Higuaín, Carlos Tevez y compañía, Argentina sufrió lo indecible en las eliminatorias ya que se clasificó con agónicos triunfos en los dos últimos partidos (2-1 ante Perú en Buenos Aires y 1-0 ante Uruguay en Montevideo) para finalizar cuarta y evitar así el repechaje.

Argentina estará en el Grupo B junto con Nigeria, Corea del Sur y Grecia.

Chile retorna a un mundial tras 12 años de ausencia, desde que con Iván Zamorano y Marcelo Salas estuvo en Francia 1998.

Con el retiro de esa exitosa dupla, aunque Salas llegó a jugar algunos partidos en las eliminatorias, el técnico argentino Marcelo Bielsa se las arregló para conformar un equipo exitoso que en la carrera sudamericana sacó apenas un punto menos que el líder Brasil.

Apoyado en figuras tales como Humberto Suazo, Matías Fernández y Alexis Sánchez, Chile demostró atacar en cualquier cancha y en Sudáfrica todo parece indicar que mantendrá ese estilo cuando se ponga en marcha el Grupo H que compartirá con España, Honduras y Suiza.

Será el regreso de Bielsa a un mundial, tras su estrepitoso fracaso al frente de la selección argentina que pegó la vuelta en la primera ronda del mundial de Corea-Japón de 2002.

"No tomo esta oportunidad como una revancha de lo que me ocurrió en 2002", dijo Bielsa al portal oficial de la FIFA. "Ninguna alegría futura logrará que aquella tristeza desaparezca".

Uruguay, por su parte, buscará reeditar sus lejanas épocas de gloria: fue campeón en el primer mundial de 1930 que se jugó en su país y también del de 1950 cuando le amargó la vida al ganarle la final al anfitrión Brasil.

Oscar Tabárez, técnico de Uruguay en Italia 1990, volverá a estar en el banco de los "Charrúas", que se clasificaron al ganarle el repechaje a Costa Rica.

Con su capitán Diego Lugano, Diego Forlán y Luis Suárez a la cabeza, los uruguayos tienen fundadas esperanzas para superar la primera fase y repetir la mejor actuación de los últimos 30 años.

Sus rivales en el Grupo A serán México, Sudáfrica y Francia.

En cuanto a Paraguay, tendrá que lidiar en el Grupo F junto con el actual campeón Italia, la inexperta Eslovaquia que recién se afilió a la FIFA en 1994, y Nueva Zelanda.

Para el equipo que dirige el argentino Gerardo Martino será su cuarta fase final consecutiva, a la que en este último caso llegó luego de haber cumplido la mejor campaña clasificatoria de su historia con 10 victorias, tres empates y cinco derrotas.

Paraguay tendrá que lamentar la ausencia de una de sus figuras, el atacante Salvador Cabañas, quien se repone de un balazo en la cabeza en una agresión en un bar de México a fines de enero pasado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.