Brasil, en romance con sus hinchas, se prepara para recibir a Panamá

Neymar se mueve, grita la tribuna. Neymar le pega de chilena, la galería enloquece. Neymar no anota, no hay problema, el público lo aclama: el entrenamiento de Brasil con miras al Mundial-2014 es así, un romance permanente entre jugadores e hinchas.

La tarde de este lunes, el estadio Serra Dourada de Goiania (a 200 km de Brasilia), recibió a 20.000 personas, quienes observaron la preparación de su selección, que recibirá el martes a Panamá como preparativo para la Copa del Mundo que se inicia en 10 días.

El zaguero David Luiz, el atacante Hulk y el portero Julio Cesar, además del astro del Barcelona, estuvieron entre los más aclamados por los 'torcedores'.

Si bien en las calles aún se convocan protestas en contra de los gastos del Mundial, el fútbol parece funcionar en los últimos días como un sedante que calma el ánimo de protesta y exacerba otro: la pasión de ganar la Copa del Mundo en casa y por sexta vez.

En entrenamiento plenamente abierto, la selección practicó trabajos en el campo del adversario y priorizó las maniobras de finalización y definición. Neymar, después de varios intentos, logró anotarle al suplente Jefferson, desatando la euforia de la hinchada.

El entrenador Luiz Felipe Scolari puso también a jugar como titulares a los suplentes. El DT admitió que tiene pensado utilizar los seis cambios que son permitidos en los amistosos.

Además, según se evidenció por las jugadas ensayadas, el partido será de mucha presión.

Este romance no es algo que precisamente motive a Scolari, a quien no le gustó nada el entrenamiento del domingo y pidió seriedad a sus jugadores y a asegurar que tienen aún varios aspectos por afinar.

"No había marcación fija, se dejaron espacios en el medio, hubo posiciones dubitativas (...) No podemos olvidar nuestra actitud a una semana de la Copa", aseguró.

"No podemos perder esa identidad que ganamos en la Copa Confederaciones", donde Brasil fue campeón al vencer en la final a España por 3-0, agregó.

Y en medio de las críticas, 'Felipao' reiteró una vez más su plena confianza en Neymar.

"Es un gran crack, que haría falta en cualquier selección del mundo", dijo.

En el entrenamiento, quedó claro que Ramires entrará en lugar de Hernanes en el mediocampo.

Pese a que para la crítica Panamá pueda ser un equipo al que Brasil podría pasarle por encima, Scolari toma las cosas con calma y respeto.

Recordó que los panameños "tenían el 98% de posibilidades de estar en el Mundial" y que no lo consiguieron por un tema de diferencia de goles.

Este encuentro, explicó Scolari, les permitirá medirse fuerzas con un equipo similar a su rival México, en el Grupo A.

"Es un buen equipo, estamos siguiendo el trabajo de ellos. Tenemos que tomar el juego con seriedad y ver si estamos evolucionando", aseguró, y precisó que en el partido del 6 de junio, contra Serbia -su último amistoso antes del Mundial- Brasil deberá mostrar "una regularidad mayor" que frente a Panamá.

Elogió además el trabajo de Camerún, otro de sus rivales de grupo en el Mundial, que empató el domingo 2-2 en un amistoso nada menos que con Alemania.

"Quien cree que está fácil vencer a Camerún, Croacia y México está muy equivocado", aseveró.

Brasil enfrenta a Croacia el 12 de junio en el partido inaugural del Mundial, programado en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida