Brasileño Ramires encuentra su lugar en el mediocampo del Chelsea

LONDRES (AP). Cuando el brasileño Ramires sale a la cancha del Stamford Bridge frente a 42,000 fanáticos, la primera impresión es que alguno de los jugadores de Chelsea invitó a su hermano menor a un partido de la liga Premier inglesa.

Sin embargo, cuando la pelota empieza a rodar, el delgado volante de 64 kilogramos (140 libras) se convierte en una fuerza dominante del mediocampo que va de área a área sin parar de correr en todo el partido y más de una vez termina mandando a la red las jugadas de su equipo.

Estas virtudes lo han vuelto un favorito del portugués Andre Villas-Boas en su primer año en el banco del club londinense. El brasileño es el mediocampista con más minutos en la cancha esta temporada, un privilegio que solía pertenecer al ídolo del club Frank Lampard.

"Puede ser que mi velocidad, mis pulmones y mi resistencia marquen una diferencia con otros jugadores", dijo el nativo de Río de Janeiro a The Associated Press. "Todos se empiezan a cansar a los 90 minutos, pero yo sigo corriendo".

En Brasil, Ramires fue bautizado el "Keniano Azul", por el color de la camiseta del Cruzeiro y por su resistencia propia de un fondista.

Aunque la prensa británica se ha concentrado en las veces que Lampard quedó afuera de la alineación de Villas-Boas, el inglés y el brasileño han jugado juntos con frecuencia. Lampard tiene 11 goles y Ramires, ocho.

Ambos ofrecen sacrificio en la cancha, trabajan para el equipo y tienen resistencia a las lesiones. Pero la gran diferencia es que Lampard tiene 33 años y Ramires, 24 y sus mejores temporadas por delante.

Chelsea enfrenta un período de transición desde la llegada del técnico portugués. Con su empate 0-0 con Norwich el sábado, quedó cuarto a diez puntos de la cima de la liga con un partido más que el líder Manchester City. Pero Ramires asegura que las expectativas siguen siendo altas en el club que ganó tres campeonatos entre 2005 y 2010 bajo el mando de José Mourinho y Carlo Ancelotti.

"Lo mínimo que debemos ganar es un trofeo", dijo. "Me gustaría ganar la Liga de Campeones porque Chelsea no la ha ganado. Obviamente, también la liga Premier. Cuando estás en un club, quieres ganar el campeonato nacional, como lo hice en Benfica".

Ramires jugó una temporada en el club portugués luego de dejar el Cruzeiro.

"Tenemos los jugadores para ganar la Liga de Campeones", agregó. "Sinceramente creo que podemos ganarla".

Chelsea enfrentará al Napoli en los octavos de final de la Champions. Pero en la liga sólo pelea por mantenerse en zona de clasificación a las copas europeas, lo que ha generado dudas sobre las tácticas del joven Villas-Boas, de 34 años.

Ramires, sin embargo, confía en que el portugués logrará el éxito en Londres y disfruta de su sistema 4-3-3, que le da más libertad para atacar. En los últimos partidos, pasó del mediocampo a jugar como puntero derecho y marcó tres goles aprovechando su velocidad explosiva.

"Me gusta esta formación porque le ponemos más presión al rival y le damos menos espacio para respirar", dijo. "Con Ancelotti me tenía que mantener en mi lugar, no podía avanzar tanto. Ahora tengo la responsabilidad de hacer goles".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.