Campeones: Bayern golpea al monarca en su casa; United empata

LONDRES (AP). Bayern Munich golpeó al monarca Inter en su propia casa con un gol de último minuto, mientras que Manchester United se conformó con un aburrido empate sin goles en su visita al Marsella para cerrar el miércoles la primera vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Mario Gómez exhibió su mejor olfato goleador y aprovechó el rebote de un tiro libre de Arjen Robben para remecer las redes del Inter a los 90 minutos y darle el triunfo 1-0 al equipo alemán, que busca vengar el revés 2-0 que sufrió a manos del club italiano en la final de la Copa de Europa pasada.

"Ciertamente que ese fue mi gol más importante en la Liga de Campeones", dijo Gómez. "Cuando uno anota un gol justo antes del final que sella una victoria como visitante, eso, desde luego, es muy agradable".

Robben disputó en el estadio San Siro de Milán su primer partido por el Bayern en esta edición de la Champions, tras perderse toda la fase de grupos por una lesión sufrida en el Mundial de Sudáfrica.

Inter tratará de darle vuelta a la serie el 15 de marzo en Munich, el mismo día que Manchester United recibe a Marsella en Old Trafford.

"Estoy muy contento con nuestro desempeño esta noche", dijo Louis Van Gaal, técnico del Bayern. "Fue un partido muy entretenido y el Inter jugó muy bien. El resultado podría haber sido distinto, pero merecíamos ganar por la forma en que jugamos en la segunda mitad".

En las otras llaves de octavos de final, Tottenham aventaja 1-0 al Milan; Arsenal 2-1 al Barcelona; Shakhtar Donetsk 3-2 a la Roma; y Chelsea 2-0 a Copenhague; mientras que las series Real Madrid-Lyon y Valencia-Schalke están empatadas 1-1.

Todas las series se definirán entre el 8 y el 16 de marzo.

Además de Robben, una de las figuras de la pasada Liga de Campeones, Bayern tuvo en sus filas al volante francés Franck Ribery, ausente de la final de 2010 por una suspensión.

Antes del gol de Gómez, con una mano del arquero Julio César, el encuentro parecía encaminado al empate sin goles. Los porteros Thomas Kraft y Julio César fueron protagonistas en varias ocasiones.

Ribery y Robben fueron las principales armas de Bayern, mientras que Wesley Sneijder y Samuel Eto'o se encargaron de conducir la ofensiva de Inter.

Leonardo, técnico de Inter, no contó con el ariete argentino Diego Milito, autor de los dos goles en la final del año pasado.

En Marsella, el anfitrión francés y United casi no se hicieron daño.

Dos atajadas del arquero francés Steve Mandanda, en remates de Darren Fletcher y Nani en el primer y segundo tiempo, fueron las únicas intervenciones de los porteros en todo el encuentro.

"La mitad del trabajo es no conceder goles cuando uno juega como local. Estoy orgulloso de lo que mis jugadores hicieron esta noche porque estuvieron a la altura del desafío", dijo Didier Deschamps, entrenador del Marsella. "En tres semanas será otra historia en Old Trafford, pero tendremos que ir allá sin miedo".

Ambos equipos tuvieron varias bajas por lesión, y quizás Marsella sintió más la ausencia de su principal artillero Andre-Pierre Gignac. El argentino Lucho González se hizo cargo de la conducción del Marsella, pero no logró encontrar espacios para superar una defensa que no contaba con su central Rio Ferdinand.

Marsella se encargó de cortar la llegada de balones a Dimitar Berbatov, único hombre de punta en el esquema de Alex Ferguson, y obligó a Wayne Rooney a bajar demasiado para obtener la pelota.

"Nuestros pases no fueron tan buenos como suelen ser", dijo Ferguson. "El Marsella se aseguró de no aceptar goles. Son muy fuertes en su defensa, un equipo muy poderoso... Para ser honesto, realmente no pasó nada, y no creo que haya sido un buen partido para ver" desde las gradas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.