Campeones: Man United fulmina al Arsenal y pasa a la final

LONDRES (AP). Como verdugo implacable, el Manchester United fulminó hoy martes 3-1 al Arsenal con dos goles antes del cuarto de hora y se clasificó a la final de la Liga de Campeones.

Tantos de Park Ji-Sung y Cristiano Ronaldo antes de los 11 minutos enfilaron al Man U al choque decisivo del 27 de mayo en Roma, donde tratará de convertirse en el primer club en casi dos décadas que logra revalidar el cetro de campeón de Europa y alzar el trofeo por tercera vez en su historia.

Cristiano también convirtió a los 61 para un doblete que le certificó como el mejor jugador del partido. Robbie Van Persie descontó para el Arsenal con un penal a los 76.

"Me he cansado de repetirlo, esta Copa la debimos haber ganados muchas veces", declaró Alex Ferguson, el técnico del United. "Tenemos la ambición y el talento".

Los Diablos Rojos habían ganado 1-0 el partido de ida en su estadio Old Trafford. Ese fue un resultado que pudo haber sido más abultado por el dominio que desplegaron. Las estupendas intervenciones de Manuel Almunia, el arquero del Arsenal, también incidieron.

Su rival en la final será el ganador del partido del miércoles entre Barcelona y Chelsea en Londres. La serie está 0-0 tras el primer duelo en el Camp Nou.

En su feudo del estadio Emirates, el Arsenal arrancó con buenos bríos e ilusionado en darle la vuelta a la mínima diferencia.

Pero los dirigidos por Ferguson resolvieron el asunto casi sin despeinarse, llevándose su primera victoria de visita en la cancha del Arsenal desde 2005.

Ferguson sorprendió con su once titular, en el que los delanteros Carlos Tevez y Dimitar Berbatov arrancaron en la banca de suplentes. La variante llamativa fue la presencia del surcoreano Park jugando como extremo junto con Cristiano, haciéndose evidente que el técnico escocés le ponía énfasis a no cederle el mediocampo al Arsenal.

Pero el Manchester también debió haberle dado las gracias al cuadro local, con complicidad en los goles que cavaron su propia fosa.

El primero, a los ocho minutos, se produjo tras un pase a profundidad del brasileño Anderson a Cristiano por la banda izquierda. Tras avanzar como tromba, el genial jugador portugués filtró la pelota al centro del área, donde Park capitalizó cuando Kieran Gibbs se resbaló en el momento menos propicio.

Los gritos de la afición en el Emirates se silenciaron. Tres minutos después, cuando aún sentían el impacto del cachetazo inicial, Cristiano clavó el puñal más a fondo con un misil de tiro libre. Desde unos 35 metros por la derecha, el luso le pegó de media altura, aprovechando la displicencia de una barrera de dos hombres y que Almunia le había obsequiado el primer palo.

Arsenal tenía 514 minutos sin endosar goles como local en el torneo, pero un abrir y cerrar de ojos le habían hecho dos.

El rostro desencajado de Arsene Wenger, el técnico del Arsenal, denotaba sin dudas que el partido estaba liquidado. Meterle cuatro goles al rival ya era un quimera.

"No pareció una semifinal, porque dio la impresión que se terminó después de 10 minutos", dijo Wenger. "Lo más pena da es que el partido se acabó sin que hubiese comenzado".

Y el United no sacó el pie del acelerador con el 2-0, pese a que el Arsenal trató de reaccionar tímidamente con los embates de Theo Walcott por su lateral.

Pero los Diablos Rojos siempre dejaron la impresión de estar más cerca de aumentar que recibir algún tipo de descuento con el constante peligro generado por triangulaciones entre Cristiano, Park y Wayne Rooney.

Poco cambió tras el intermedio y el Man United acabó de desmoralizar al Arsenal cuando Cristiano culminó un letal contragolpe al definir tras recibir un magistral pase de Rooney al cumplirse la hora de partido.

Con el paso de los minutos, el estadio se empezó a vaciar ante la realidad irrefutable del dominio de un equipo que se encamina a conquistar otro título en la liga Premier.

Arsenal lavó un poco la cara con el gol de penal de Van Persie, convertido tras un empujón de Darren Fletcher sobre Cesc Fábregas. El árbitro italiano Roberto Rosseti le sacó la roja directa a Fletcher por una falta que atragantaba una jugada de gol.

Fletcher quedó así inhabilitado para jugar la final. El United intentará en el Estadio Olímpico ser el primer equipo que repite como monarca europeo desde que en 1992 se estrenó el actual formato de la Liga de Campeones.

El último campeón de Europa en años sucesivo fue el Milan, que lo hizo en 1989 y 1990. También es el primer equipo que repite en la final desde que el Valencia español perdió en las definiciones de 2000 y 2001.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.