Chelsea olvida la crisis finaciera y rompe el mercado

LONDRES (AP). En un mes de enero que batió récords en cuanto a dinero gastado en fichajes, el desembarco de Fernando Torres en Chelsea indica que el club de Londres renunció a su experimento de utilizar jugadores formados en sus divisiones inferiores.

Los clubes ingleses tiraron por la ventana 225 millones de libras (362 millones de dólares) en un mes. Chelsea fue el que lideró el derroche con una inversión de de 70 millones de libras (112 millones de dólares).

El mensaje de Chelsea y su dueño ruso Roman Abramovich fue enfático: no hay paciencia para moldear jugadores.

Luego de desembolsar 50 millones de libras (80 millones de dólares) en Torres, los Blues tendrán que replantear su esquema táctico para adaptarse a un delantero español con características diferentes a la dupla habitual de arietes que conforman Didier Drogba y Nicolas Anelka.

Drogba ha sido sin lugar a dudas el goleador más letal del campeonato inglés en años recientes, la estrella solitaria del ataque. Ahora, sin embargo, tendrá que entenderse con un socio de ataque que quizás no tenga la misma presencia física, pero que es más veloz.

De todas, el declive del marfileño, tras enfermarse de malaria, fue una de las causas por la que Chelsea salió a buscar otro delantero.

Chelsea es el tercer equipo más goleador en la Premier con 46 tantos, pero 19 de los mismos fueron en las primeras cinco fechas.

El técnico Carlo Ancelotti opte por poner a los franceses Florent Malouda y Anelka por los extremos como apoyo a un centrodelantero como Drogba. Con Torres, entonces, la necesidad es tener un mediocampo con un juego a ras de piso. Torres es un buen cabeceador, pero tampoco tiene las mismas virtudes de Drogba para el juego aéreo.

Demasiado alejado del Manchester United en la Premier, Chelsea apunta sus cañones a la Copa de la FA y sobre todo a la Liga de Campeones de Europa, la gran obsesión de Abramovich.

"Este es un día muy significativo para Chelsea, hemos fichado a uno de los mejores futbolistas del planeta, uno que aún no toca techo", dijo el director ejecutivo Bruce Buck.

El fichaje de Torres pasó a ser el más caro en la historia del fútbol inglés, eclipsando la transferencia del delantero argentino Carlos Tevez del Manchester United al Man City en 2009.

Y Chelsea también reforzó su porosa defensa con la adquisición del brasileño David Luiz de Benfica.

Los gastos se concentraron en cuatro equipos. Entre Chelsea, Liverpool, Manchester City y Aston Villa se contabilizó el 80% de lo invertido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.