Chile gana 2-0 y elimina a la vigente campeona España

ETIQUETAS

RIO DE JANEIRO, 18 junio 2014 (AFP) - España se convirtió en el primer campeón del mundo que es eliminado en la siguiente edición tras solo dos fechas al caer derrotado este miércoles en el Maracaná de Rio de Janeiro por Chile (2-0), que logró el pase octavos de final del Mundial de Brasil-2014.

Los tantos de Eduardo Vargas en el minuto 20 y de Charles Aranguiz en el 43 dieron una justa victoria a Chile, que puso de forma automática en octavos al equipo sudamericano y a Holanda, que ganó antes a Australia por 3-2, en el Grupo B.

España cae por quinta vez en la primera fase (1962, 1966, 1978, 1998 y 2014), mientras que Chile supera la ronda inicial por cuarta ocasión, tras ser tercero en 1962 y alcanzar los octavos en 2002 y 2010.

Holanda, que había ganado a España por 5-1 en el primer partido, y Chile se jugarán el primer puesto del grupo el lunes.

Esta eliminación entierra deportivamente a una generación dorada española, que ganó el Mundial de 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012, y se adivina una operación salida de jugadores como Iker Casillas, Xavi Hernández, Xabi Alonso y David Villa, entre otros.

Si se hubieran disputado el derecho a quedarse con el apodo de La Roja, Chile se lo ganó ampliamente, ante una España que lo único que le quedó de ese color fue una actuación sonrojante.

El primer tanto lo marcó Vargas (20), que aguantó al portero Casillas y anotó, tras recibir un centro desde la derecha de Charles Aranguiz, quien marcaría el segundo tanto (43) al rematar después de un rechace del portero español, tras un tiro libre de Alexis Sánchez.

El equipo español pareció perdido desde el inicio del encuentro, sin ideas. Los dos cambios introducidos por Vicente del Bosque respecto al once que fue humillado por Holanda no funcionaban.

- Xavi y Piqué suplentes -

Javi Martínez, que ocupó el puesto de Gerard Piqué en el centro de la defensa como compañero de Sergio Ramos, no parecía acoplado al madridista, pero sobre todo la ausencia de Xavi Hernández, compañero de Andrés Iniesta como organizador de la Roja, se notaba demasiado.

Pese a que Pedro Rodríguez, sustituto de Xavi en el once inicial, era uno de los que mayor peligro llevaba, por la derecha, España necesitaba alguien que llevara la batuta del equipo.

Iniesta, sin Xavi, se veía como un náufrago a la hora de construir, e incluso fallaba algún pase o control, como un balón que perdió en el minuto 37, que dio lugar a un peligroso ataque chileno.

Chile avisó en el primer minuto que iba a por el partido. Xabi Alonso quitó el balón viniendo por detrás a Eduardo Vargas cuando se disponía a disparar dentro del área. El posterior córner fue rematado por Gonzalo Jara y su cabezazo pasó cerca de uno de los postes.

España, poco a poco, fue sacudiéndose ese primer dominio chileno, con Pedro Rodríguez y David Silva muy activos en la conexión con el delantero hispano-brasileño Diego Costa.

Fruto de ese despertar español llegó una jugada de peligro en el área chilena, que terminó con una buena intervención de Claudio Bravo a disparo de Xabi Alonso.

Pero solo fue un espejismo ya que poco después llegó el gol chileno, en el minuto 20, marcado por Vargas. Tras ceder después el control a España, Chile se fue al descanso con una ventaja definitiva tras el tanto de Aranguiz (43).

Al inicio del segundo tiempo, Del Bosque quiso dar más ataque al centro del campo y quitó a Xabi Alonso para poner a Jorge Resurrección 'Koke', con un guiño a un cambio generacional.

Pero de poco sirvió. La inoperancia española quedó reflejada en el minuto 52 cuando un centro de chilena de Diego Costa no fue rematado a la red por Sergio Busquets, que la envió fuera con la puerta vacía.

En este partido, Casillas se convirtió en líder solitario de la clasificación de jugadores de la Roja con más partidos en Mundiales, con 17, dejando atrás a Andoni Zubizarreta, con 16.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida