Chilenos contentos, distendidos y regalones

Mendoza (Argentina), 13 jul (EFE).- La selección de Chile retomó hoy los entrenamiento en Mendoza con indisimuladas muestras de alegría por su clasificación para los cuartos de final como primera del Grupo C de la Copa América, distendida y con el obsequio de recuerdos a los chilenos que se acercan para alentarle.El equipo dirigido por Claudio Borghi llegó al campo del club Andes Talleres, reducto de sus habituales entrenamientos, con sonrisas en los rostros y las bromas fueron el denominador común del entrenamiento sin muchas exigencias.Algunos realizaron juegos de recreación como tenis-fútbol y otros trabajaron con mayor intensidad en mini partidos de pocos jugadores y en espacios reducidos.No faltaron los desafíos de diferente tipo, como el que tuvieron durante largo rato Arturo Vidal y el portero Claudio Bravo en la ejecución de tiros penaltis.Vidal se mostró casi infalible en los primeros remates, pero poco a poco su compañero y capitán de la selección le fue tomando los puntos.En el remate final el portero se lució, paro el tiro y recibió una ovación de los doscientos chilenos que llegaron hasta el estadio y fueron autorizados para presenciar la parte final del entrenamiento.Un abrazo entre ambos futbolistas, con risas de por medio, puso fin al duelo.A su lado otros compañeros e integrantes del cuerpo técnico se mezclaban en desafíos de fútbol-tenis y celebraran algunos de los puntos obtenidos casi como un gol.La alegría se palpa entorno a la plantilla y está basada en los buenos resultados obtenidos por el equipo en la primera fase de la Copa América: victoria 2-1 frente a México, empate 1-1 con Uruguay y nueva victoria el martes por 1-0 frente a Perú, en este caso con una amplia renovación del equipo titular debido a la clasificación asegurada con anterioridad.Al finalizar el entrenamiento, algunos integrantes del cuerpo técnico y colaboradores se acercaron a la parte de la tribuna donde los seguidores observan a sus ídolos en el campo para obsequiar gorros de lana, obviamente de color rojo.Otro tanto hicieron varios futbolistas al retirarse del estadio y previo a ascender al autobús de la delegación.Allí los trofeos fueron de mayor porte.Así Alexis Sánchez obsequió un abrigo y "Chupete" Suazo el gorro de lana que cubrió su famosa calva durante el entrenamiento y una especie de pechera que le protege del frío.Los chilenos aguardan la definición del Grupo B que integran Venezuela, Brasil, Paraguay y Ecuador y el segundo de esa serie será su rival en cuartos de final el próximo día 17 en San Juan, distante 140 kilómetros de Mendoza. Jorge Figueroa

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.