Claudio Ranieri no teme ser destituido en el Inter

ROMA, (AFP) - El entrenador del Inter de Milán, Claudio Ranieri, dijo el sábado, antes de jugar con el Nápoles el domingo (19h45 GMT) en la 25ª jornada de la Serie A, que no siente que su continuidad esté amenazada, a pesar de que el club suma siete partidos sin ganar, con seis derrotas y un empate.

"No siento el fuego cerca, sé que tengo la confianza del club", comentó el italiano en la rueda de prensa previa al partido.

La prensa italiana ya baraja los nombres de su posible sustituto, entre los que están su segundo 'Beppe' Baresi, el portugués Luis Figo o Walter Zenga, mítico exportero del club.

"Hablo a menudo con el presidente (Massimo) Moratti y está muy tranquilo, a pesar del partido contra el Marsella, sé que quiere una reacción y la tenemos que tener", explicó Ranieri a los medios.

El Inter fue derrotado en Marsella (1-0) en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones al recibir un gol en el último minuto.

"El equipo me gustó en el Velodrome, jugó un gran partido, hasta los periódicos franceses reconocieron que había sido un resultado injusto", señaló el entrenador.

Pero el estadio de San Paolo no es el mejor sitio para remontar el vuelo, ya que el Nápoles ha encadenado tres victorias consecutivas incluyendo un 3-1 ante el Chelsea el martes pasado, también en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Estamos sólo un punto por detrás del Nápoles en la tabla, pero ellos tienen la moral alta, nosotros tenemos que elegir nuestro camino y sólo nos queda salir a luchar", concluyó Ranieri.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.