Clubes de base cruzan los dedos por fichajes tras el Mundial

TORCY, Francia (AP) — El escenario ideal para el club donde Paul Pogba jugó al fútbol de pequeño podría ser algo similar a esto: el mediocentro francés destaca tanto en el Mundial de Rusia que un equipo sin problemas de dinero _ pongamos el Real Madrid _ decide que no puede vivir sin él y paga su cláusula de rescisión de nueve cifras al Manchester United.

El US Torcy, un club amateur de los suburbios del este de París donde la foto de Pogba sigue colgada con orgullo en la cantina donde se venden cervezas y croissants, podría entonces sentarse a esperar a que el abultado cheque de Madrid llegue a su cuenta bancaria.

No todo el dinero que cambiará de manos después de la Copa del Mundo en los traspasos de los jugadores que más brillen en el mayor escaparate del fútbol acabará en las arcas de los equipos que los venden, de los agentes o de los propios deportistas. Una pequeña parte _ demasiado pequeña según algunos _ recalará en el fútbol de base, en clubes sin pretensiones gestionados por voluntarios como el Torcy, donde los niños dan sus primeros pasos hacia su gran sueño de convertirse en futbolista profesional.

Para el Torcy, el traspaso de Pogba de Italia a Manchester en agosto de 2016, tras presentar sus credenciales ese verano en la Eurocopa organizada en Francia, fue como ganar la lotería. Como Pogba pasó un año en el club en sus años de formación, según normas de fichajes de la FIFA, al equipo le correspondió un 0,25% de los 105 millones de euros (116 millones de dólares), entonces el fichaje más caro del fútbol, que el United pagó a la Juventus. En el reparto, a la modesta entidad parisina le tocaron unos 300.000 euros (330.000 dólares).

El presidente del Torcy, Pascal Antonetti, no confirmó la cifra exacta citando un acuerdo de confidencialidad que dice que firmó con el United. Pero el dinero fue suficiente para comprar tres nuevos minibuses para llevar a sus jugadores a los partidos y entrenamientos. El club también se permite el lujo de pagar habitaciones de hotel para sus equipos cuando juegan lejos de París, para que no estén tan cansados por viajar el mismo día del partido. Y ahorró parte del dinero.

"El club está protegido ante un eventual problema financiero, siempre y cuando no tengamos delirios de grandeza y gastemos el dinero de forma imprudente”, señaló Antonetti en una entrevista con The Associated Press en un fin de semana reciente en el que organizó un torneo de dos días para equipos infantiles de toda Europa. Entre ellos había equipos de la cantera del Manchester City, Juventus, Paris Saint-Germain y otros clubes de renombre.

"No les vamos a comprar coches a cada uno de nuestros jugadores mayores en la XI, por ejemplo”, añadió. “Hemos tenido la cabeza sobre los hombros y los pies en el suelo”.

Los llamados pagos “solidarios” recompensan a los clubes por entrenar y educar a los jugadores que más tarde, como profesionales, se convierten en valiosos productos que hacen circular el dinero. Las normas de transferencias de la FIFA estipulan que cuando un jugador con contrato en vigor en un equipo ficha por otro en otro país, debe reservarse hasta el 5% del precio de la operación para distribuirlo entre los clubes que lo criaron de los 12 a los 23 años.

En el caso de Pogba, el United no le pagó solo al Torcy, donde jugó durante un año cuando tenía 13, sino también al equipo de su infancia, el US Roissy-en-Brie, también en los suburbios del este de la capital francesa donde creció el jugador. El club dijo que recibió unos 400.000 euros y que invirtió parte en la compra de dos minibuses, porterías móviles y otros equipamientos.

Sin embargo, estos pagos al fútbol base representan solo una gota en el océano de dinero que rodea al fútbol profesional. En 2017, el gasto en traspasos internacionales ascendió a 6.400 millones de dólares, según la FIFA. Pero solo una pequeña parte _ 64 millones de dólares, o apenas el 1% del total _ repercutió en los clubes de origen como contribuciones solidarias, según el informe de la FIFA sobre el mercado de fichajes de 2017.

Antonetti, el presidente del Torcy, está entre los que dicen que esos pagos no son suficientemente generosos.

"Nosotros solo recibimos una parte diminuta de una transferencia como la de Paul Pogba", dijo añadiendo que el dinero “no se redistribuye lo suficiente”.

Y no todas las compensaciones que deberían pagarse a estos equipos modestos llegan realmente a ellos, apuntó la FIFA, que tiene un grupo de trabajo que busca que estas contribuciones sean “más eficientes y fáciles de administrar”.

Pese a esto, muchos equipos de base de todo el mundo cruzan los dedos para que los jugadores que criaron brillen en Rusia, porque un gran fichaje en lo alto de la pirámide del fútbol puede cambiar la vida a los que están en la parte más baja.

Cuando el Manchester City, campeón de la Premier League, firmó a Aymeric Laporte en enero desde el Athletic de Bilbao de la liga española, pagó 689.000 euros _ alrededor de un 1% del monto total de la operación _ al SU Agen, el equipo de la ciudad natal del defensa en el suroeste de Francia, donde jugó hasta los 15 años.

Laporte no entró en la lista de seleccionados por Didier Deschamps para la Copa del Mundo. Pero el club de su infancia, que antes estaba asediado por las deudas, ahora está de nuevo a flote gracias a su traspaso y tiene el futuro asegurado, señaló su presidente, Jean-Claude Bruner.

Con el dinero se están financiando reformas en su sede, con un nuevo televisor y una cocina mejor, además de un nuevo minibús y uniformes para los jugadores del Agen. Bien gestionado, el resto del dinero debería asegurar la supervivencia de la entidad hasta bien entrada la próxima década, agregó Bruner en una entrevista telefónica.

"Esto nos ha permitido calmarnos y mirar más allá del mañana”, dijo. "Antes, no sabíamos lo que nos depararía el mañana”.

___

John Leicester es un columnista de deportes para The Associated Press. Está en Twitter en http://twitter.com/johnleicester

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida