Confederaciones: Brasil se encuentra en una encrucijada

SAO PAULO (AP). Lo quiera o no, la Copa Confederaciones podría ser la oportunidad ideal para que Brasil se reencuentre con su mejor rostro.

Este es un torneo en el que la participación de la "Verdeamarela" es tradicional y se ha convertido en un barómetro a falta de un año para la Copa del Mundo.

El desempeño podría determinar si los pentacampeones mundiales encararán la máxima cita del fútbol con o sin Dunga como técnico.

Revalidar el título seguramente ratificará Dunga en el puesto y le subirá la moral a un equipo que no enamora a su afición.

Pero un fracaso podría darle el golpe de nocaut a Dunga. Con el mundial a la vuelta de la esquina, Brasil tendría que hacer borrón y cuenta nueva.

"Lo importante es lo que haga Brasil, no lo que vaya a hacer España", dijo Dunga el mes pasado cuando anunció la convocatoria del plantel que estará en Sudáfrica y ante una pregunta sobre el favoritismo que rodea al actual campeón de Europa.

Dunga debe saber de los antecedentes de la Confederaciones y su impacto en los técnicos.

El título en 2005, al ganarle a su histórico rival Argentina en la final, cimentó a Carlos Alberto Parreira en el puesto de entrenador y despejó las dudas que le atenazaban para poder trabajar en paz.

Pero el desenlace fue diferente previo al mundial de 2002 en Corea del Sur y Japón. Luego que Brasil sucumbió ante Francia en las semifinales de la Confederaciones e incluso cedió el tercer puesto a Australia, el técnico Emerson Leao fue despedido en el mismo aeropuerto cuando esperaba el vuelo de regreso al país.

Leao fue reemplazado por Luiz Felipe Scolari, quien un año después logró el quinto título mundial. Los dirigidos por Parreira fueron eliminados por Francia en el mundial de Alemania.

Si Brasil trastabillase en Sudáfrica, pues los días de Dunga estarían contados. Aunque el equipo ha logrado buenos resultados (24 victorias, cuatro derrotas y 10 empates), el técnico es blanco constante de críticas por el juego a veces insípido y escaso en ideas.

Si bien le ha ganado a Italia y Portugal en amistosos, Brasil también ha defraudado con magros empates como local ante Bolivia y Colombia en las eliminatorias.

Dunga, quien sacó campeón a Brasil en la Copa América de 2007 para sellar el boleto a la Confederaciones, no ve al torneo en Sudáfrica como la última prueba tanto para él como el plantel.

"Falta una eternidad para la Copa Mundial y mucho puede pasar", destacó.

Dunga trató en su convocatoria tener un balance de jugadores veteranos y otros en ascenso.

El referente por lejos es Kaká, el volante ofensivo del Milan que podría pasar al Real Madrid. También resalta Robinho (Manchester City), además de los delantero Luis Fabiano (Sevilla) y Alexandre Pato (Milan).

Julio César (Inter) es el custodio del arco y en la defensa sobresale el lateral Daniel Alves (Barcelona).

Pero hay varios rostros nuevos como los volantes Felipe Melo (Fiorentina) y Ramires (Benfica) y el defensor Andre Santos (Corinthians).

Los grandes ausentes son Ronaldinho (Milan) y Ronaldo (Corinthians), descartados por no estar en plenitud física.

Brasil estará en el Grupo B de la Confederaciones. Debutará ante Egipto, se medirá después con Estados Unidos y cerrará contra Italia.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.