Costa Rica sigue el camino de sus selecciones juveniles

Costa Rica llevaba desde 1990 sin superar la fase de grupos de un Mundial absoluto, pero en los últimos años sus selecciones juveniles, en categorías Sub-17 y Sub-20, ya habían enseñado el camino alcanzando en varias ocasiones las rondas de eliminación directa.

En Brasil-2014 ha hecho historia logrando mantenerse invicto por primera vez en el mayor torneo del fútbol, con 7 puntos de 9 posibles, tras ganar 3-1 a Uruguay, 1-0 a Italia y empatar 0-0 con Inglaterra. Todos sus rivales, excampeones mundiales.

Con la presencia en octavos iguala por lo menos la mejor actuación histórica de la 'Sele' en el Mundial absoluto, que hasta ahora era Italia-1990, donde también se superó el grupo y luego se cayó 4-1 en octavos ante Checoslovaquia.

Pero en equipos juveniles, los resultados han sido más positivos en los últimos años e incluso hubo un Mundial FIFA en el que Costa Rica fue uno de los grandes protagonistas y enseñó el camino a sus mayores, terminando con viejos complejos en estas grandes citas.

Fue en el Mundial Sub-20 de Egipto-2009, donde Ghana se coronó ante Brasil en los penales de la final de El Cairo, pero donde Costa Rica sorprendió a todos llegando hasta las semifinales y finalizando en una meritoria y brillante cuarta posición.

El seleccionador de aquel grupo era Ronald González y en el plantel actual de la absoluta se encuentran dos jugadores que estuvieron en el país de las pirámides dejando alto el nombre del país, el defensa Christian Gamboa y el atacante Marco Ureña.

En aquel Mundial, el camino del equipo costarricense en su grupo fue más difícil que el de ahora, con dos derrotas (Brasil 5-0, República Checa 3-2) y un triunfo, por 3-0 sobre Australia.

Pero los 'ticos' brillaron desde octavos, con victoria 2-0 sobre el anfitrión egipcio, y en cuartos, donde se impusieron 2-1 a Emiratos Árabes Unidos, con un agónico gol de Ureña en el descuento de la prolongación.

La eliminación no llegó hasta semifinales, ante Brasil por un corto 1-0, en un partido donde el equipo tuvo sus opciones. En el partido por el tercer puesto, cayó ante Hungría en la tanda de penales tras igualar 1-1.

"Nos tenemos que convencer de que sólo con procesos como el que se culminó en Egipto y que se empezó con el Mundial Sub-17 en Corea del Sur se pueden hacer grandes cosas", afirmó el técnico Ronald González en aquel torneo de hace cinco años.

Varios nombres del plantel habían estado dos años antes en la Copa del Mundo Sub-17 de Corea del Sur, donde también consiguieron entrar en los partidos de eliminación directa.

Fueron segundos de grupo, por detrás de Perú, y en octavos tuvieron que enfrentarse a una de las potencias juveniles, Argentina, con la que perdieron 2-0, pero tras un torneo en el que rindieron a un nivel más que satisfactorio.

El otro Mundial juvenil donde Costa Rica superó la fase de grupos en los últimos años fue el de Colombia-2011, en categoría Sub-20.

Una victoria sobre los australianos por 3-2 permitió al equipo pasar a octavos como uno de los mejores terceros de grupo, por detrás en la llave de España y Ecuador.

El rival de octavos fue el equipo local y Costa Rica estuvo a punto de dar la gran sorpresa, al ponerse 2-1 a favor y llegar así hasta el último cuarto del partido, pero los 'cafeteros' remontaron con tantos de Pedro Franco (79) y James Rodríguez, ya en el 90+3 y de penal.

El técnico también era Ronald González y en aquel equipo Sub-20 de hace tres años estaban jugadores de la actual absoluta de Brasil-2014, Yeltsin Tejeda, Diego Calvo y, sobre todo, Joel Campbell, uno de los grandes protagonistas del equipo en este Mundial, donde Costa Rica quiere seguir haciendo historia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida