Costa Rica dará "trato recíproco" a selección de EEUU, pero sin nieve

San José, (EFE).- El aire de revancha previo al partido eliminatorio al Mundial de Brasil 2014 entre Costa Rica y Estados Unidos el próximo 6 de septiembre ha llegado hasta el Gobierno costarricense, que ha anunciado un trato "recíproco" para los norteamericanos pero sin la gran cantidad de nieve que cayó en Denver en la ida.

Una versión de prensa indicaba el martes que la selección estadounidense llegaría a una base aérea del Ministerio de Seguridad costarricense para evitar las filas de migración, y que luego serían escoltados hasta su hotel por la policía local.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, salió al paso de esa versión e incluso añadió picante al partido por medio de sus perfiles de redes sociales, al negar que la selección estadounidense recibirá tratos preferenciales en el aeropuerto y en sus trámites migratorios.

"El trato que recibirán será el mismo que los miembros de nuestra selección recibieron en el aeropuerto de ese país. En el lenguaje diplomático se llama reciprocidad", afirmó Chinchilla.

"¡Claro que será imposible garantizar una nevada!", bromeó la mandataria, pues en Costa Rica no cae nieve.

Lo dicho por Chinchilla fue reforzado por la Presidencia costarricense en un comunicado de prensa: "Ni llegarán a base dos (del Ministerio de Seguridad), ni se les facilitará su ingreso por las salas de migración, ni otro trato diferente".

El pasado 22 de marzo Costa Rica perdió en su visita a Estados Unidos por 1-0 en la segunda jornada del hexagonal final de la Concacaf rumbo al Mundial, en un partido que se jugó bajo una intensa nevada que impidió el desarrollo normal de las acciones y que los ticos apelaron sin éxito ante la FIFA.

La Federación costarricense también se quejó ese día por varios problemas logísticos como la falta de escolta policial para el ágil traslado de la selección al estadio y a su hotel.

Esto ha generado un sentimiento de revancha que incluye a futbolistas, aficionados y la prensa local, de cara al partido del próximo 6 de septiembre en el Estadio Nacional de San José y en el que estará en juego el liderato de la eliminatoria.

Las reacciones de los aficionados tras el partido jugado en Denver apuntaban a disputar el compromiso como locales ante Estados Unidos en estadios de las calurosas provincias de Puntarenas o Guanacaste, ubicadas en la costa del Pacífico y donde las temperaturas pueden superar los 35 grados centígrados.

Sin embargo, esta idea fue descartada de plano por la Federación de fútbol ya que los estadios de la zona no cumplen con los requisitos de la FIFA.

Las 30.000 entradas que fueron puestas a la venta para el partido Costa Rica-EEUU se vendieron en cuestión de horas el pasado 1 de julio.

Los medios locales ha promocionado el partido con frases como "no tenemos nieve, pero tenemos una gran afición", y con vídeos que contrastan el partido en Denver con otros jugados en Costa Rica ante los norteamericanos.

Estados Unidos nunca ha ganado un partido por eliminatoria mundialista en Costa Rica: suma 7 derrotas y solo un empate 1-1 en 1985.

El encuentro del 6 de septiembre corresponde a la séptima jornada del hexagonal final de las eliminatorias de la Concacaf y el ganador del partido asumirá el liderato y quedará con un pie en Brasil 2014.

Estados Unidos es líder de esta fase con 13 puntos, seguido por Costa Rica (11), México (8), Honduras (7), Panamá (6) y Jamaica (2).

Al cierre de las diez jornadas del hexagonal los tres primeros se clasificarán directamente al Mundial de Brasil 2014 y el cuarto obtendrá el derecho de disputar una repesca con Nueva Zelanda, campeón de Oceanía.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida