Crece temor por futuro de estadios del Mundial Sudáfrica

JOHANNESBURGO ( AP). Demasiado pequeños para jugar al cricket y descartados por el rugby, los estadios que le costaron a Sudáfrica más de 1,000 millones de dólares para el Mundial de fútbol de este año parecen que ya se convirtieron en elefantes blancos.

El rugby y el cricket tienen más éxito comercial que el fútbol en Sudáfrica, y ambos deportes necesitan mudarse a los estadios nuevos _construidos y renovados para el primer Mundial en el continente africano_ para que las instalaciones generen ingresos.

El martes, el presidente de la federación sudafricana de rugby, Oregan Hoskins, le dijo a los miembros del parlamento en Ciudad del Cabo que no hubo discusiones entre las autoridades de Durban y los representantes de ese deporte antes de la construcción del estadio Moses Mabhida, que costó 400 millones de dólares y tiene capacidad para 70.000 personas. Ahora no tiene suficientes palcos para los dueños de palcos del equipo local de rugby Sharks.

Hoskins dijo que los Sharks _que compiten en el torneo anual Super Rugby, en la Copa Currie local y podrían utilizar el estadio todo el año_ tendrían un "gran problema" si se mudan al estadio nuevo.

" Lo que estamos discutiendo hoy debió haber sido discutido antes de construir los estadios", señaló Hoskins. " Es trágico para nosotros como nación que tengamos que actuar de forma retrospectiva".

La situación en Ciudad del Cabo es igual de mala, según Hoskins, debido al deterioro en la relación entre la asociación regional de rugby y los administradores del estadio Green Point. La prensa local reportó que el líder del rugby de la provincia occidental, Tobie Titus, dijo que el organismo permanecerá en el estadio Newlands.

Así que el estadio Green Point, construido a la sombra de la famosa Table Mountain, posiblemente casi no se utilizará y costará más de 6 millones de dólares anuales sólo en mantenimiento.

El jefe de la asociación sudafricana de cricket, Gerald Majola, agregó que las canchas de los estadios son muy pequeñas para albergar partidos de ese deporte, y dijo que la culpa es de las ciudades que no consultaron a los dirigentes del cricket antes de construirlas.

En julio, el director ejecutivo de la asociación sudafricana de fútbol, Leslie Sedibe, le dijo al mismo comité parlamentario que el fútbol tenía un gran reto por delante para que los estadios generaran ingresos, principalmente por el bajo costo de las entradas para los partidos de la liga local y el alto costo de mantenimiento de las instalaciones.

Los comentarios de Sedibe fueron apenas 10 días después del final del Mundial, y después que Sudáfrica se gastó unos 1,300 millones de dólares para construir y renovar 10 estadios para el torneo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.