Declaraciones de prostituta sacuden al fútbol francés

PARIS (AP). Una mujer que está sacudiendo al fútbol francés aseguró en una entrevista publicada este jueves que tuvo relaciones sexuales a cambio de dinero con varios jugadores de "Les Bleus", pero sostuvo que ninguno de sus clientes supo que ella tenía menos de 18 años cuando eso ocurrió.

Los medios de comunicación franceses han informado sobre las alegaciones de Zahia Dehar, ahora de 18 años, quien asegura haber recibido dinero por tener sexo con varios astros de la selección que disputará el Mundial, como Franck Ribery, Karim Benzema y Sidney Govou.

Los jugadores han testificado ante la policía y podrían pasar hasta tres años en prisión y pagar hasta 45,000 euros (60,000 dólares) si son hallados culpables. La prostitución es legal en Francia, pero las sexoservidoras deben tener 18 años cumplidos y los clientes son responsables legalmente si no lo son.

En la actualidad el caso apenas está en la fase de investigación judicial y no se ha presentado ninguna acusación, pero la reputación de los jugadores implicados está en juego.

"Nunca le dije a nadie que era una menor de edad", admitió Dehar en una entrevista publicada el jueves por la revista semanal francesa Paris Match. Dijo que se prostituyó desde los 16 años, cuando empezó a frecuentar los centros nocturnos de moda en París y que ella cobraba alrededor de 2,000 euros (2,650 dólares) por noche con un cliente.

"Pero no soy una prostituta", dijo en la entrevista, alegando que era más bien una "chica de compañía" porque ella no pertenecía a una red o a un proxeneta, con lo que a veces prefirió rechazar dar sus servicios a clientes que no le gustaban.

Dehar aseguró que conoció a Benzema en un centro nocturno y que él pagó por sus servicios. Sostuvo que Govou también lo hizo.

Ribery pagó para que ella tomara un vuelo hasta Alemania y pasara la noche con él en un hotel, a manera de un regalo de cumpleaños para sí mismo, afirmó. "Soy un buen regalo, ¿No es así?", dijo Dehar, agregando que ella no era una admiradora del astro y que Ribery pagó el mismo precio que los demás.

"Sea un astro del fútbol o no, no me importa, Es un cliente como cualquier otro", agregó.

Ninguno de los jugadores hizo declaraciones públicamente sobre las afirmaciones de Dehar del jueves.

Dehar también reconoció que le ofreció cada detalle a los policías porque, añadió, los agentes la amenazaron con revocarle su ciudadanía francesa. Nacida en Argelia, Dehar dijo que ella y su familia obtuvieron la nacionalidad francesa en 2009. Agregó que su familia nunca supo que ella trabajaba en centros nocturnos, creyendo que ella simplemente pasaba las noches en la casa de un amigo.

Dehar dijo que se volvió chica de compañía inicialmente para ahorrar dinero para comprar un salón de belleza.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.