Dely Valdés ansía impregnarle a Panamá su aureola de éxito

Panamá (EFE). El ex jugador panameño Julio César Dely Valdés llevará los destinos de la selección de su país por los próximos dos años, en los que buscará impregnarle al combinado la aureola de éxito que lo acompañó durante sus 15 temporadas de carrera en canchas de Uruguay, Italia, Francia y España.

El espigado estratega llega con aspectos importantes a su favor como son el respeto, admiración y confianza que le tienen los jugadores panameños, y la relación que mantiene con la mayoría de ellos tras dirigirlos en el mundial sub'20 de Canadá, en 2007.

Aunado a esto está la experiencia adquirida como técnico asistente durante dos temporadas en el Málaga, de la primera división del fútbol español, un crédito que muy pocos estrategas de la región centroamericana pueden esgrimir.

En el camino hacia la dirección de la selección istmeña, Dely Valdés le ganó el pulso a encumbrados hombres de fútbol como el argentino Alfio 'Coco' Basile, el colombiano Luis Suárez y el serbio Velibor 'Bora' Milutinovic, con una hoja de servicio mucho más calificada y de corte mundialista.

Por ello, la responsabilidad que recaerá sobre los hombros del ex goleador del Cagliari italiano y el Málaga español será grande y tendrá que afrontarla en poco tiempo, ya que en cuatro meses encarará como anfitrión la Copa Centroamericana de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf), torneo que ganó Panamá hace dos años en Honduras.

El contrato ofrecido por la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) también cubre la Copa de Oro de Estados Unidos de junio de 2011, pero Dely Valdés espera que su actuación y los resultados den para más y la relación se extienda hasta las eliminatorias mundialistas de 2014.

En ese sentido, la Fepafut informó que espera cumplir primero con las elecciones del comité ejecutivo de la organización, en diciembre próximo, antes de comprometer el futuro de la selección absoluta con un técnico definido.

Sin embargo, para algunos entendidos la intención es la de observar primero la actuación del novato estratega en estas dos primeras competencias, para después tomar una decisión definitiva sobre la conducción en las eliminatorias mundialistas.

En esa ruta ya están programados tres partidos internacionales frente a las selecciones de Perú, Cuba y Chile, en ese orden, antes de que llegue la Copa Centroamericana, cuya inauguración está prevista para el 14 de enero en la capital panameña.

Otros destacan que la conservadora decisión de la Federación tiene más que ver con las públicas intenciones del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, de buscar la clasificación al Mundial de 2014 en Brasil con el "mejor técnico del mundo", que por los resultados que pudieran darse en las futuras elecciones deportivas.

Martinelli dijo hace algunos meses que tiene en presupuesto cinco millones de dólares para todo lo que implicaría este proceso y, además, abogó por que se apruebe una ley que permita nacionalizar a futbolistas de otros países, y representen a Panamá en las próximas eliminatorias mundialistas.

Sobre el apoyo económico, el flamante técnico mostró su complacencia porque, dijo, sería una importante inyección para un proceso que necesitará, entre otros, preparación y partidos amistosos de cara a una eliminatoria mundialista.

Julio César reemplaza en el cargo a su hermano gemelo, Jorge Luis, quien asumió la dirección del equipo de manera interina a principios de este año.

Panamá, bajo la dirección del técnico costarricense Alexandre Guimaraes, no superó la primera fase de las eliminatorias mundialistas para Sudáfrica 2010, donde fue eliminado por la selección de El Salvador.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.