Diecinueve detenidos en Italia por partidos amañados

ROMA, (AFP) - Diecinueve personas fueron detenidas este lunes por un caso de partidos amañados, entre ellos el capitán de la Lazio Stefano Mauri, y la policía interrogó además a Domenico Criscito en la concentración de Italia para la Eurocopa, torneo para el que el jugador fue luego descartado.

Los agentes despertaron a Criscito este lunes, muy pronto, en la concentración de Coverciano, el centro de entrenamiento de la 'Nazionale' en Florencia, para tomarle declaración en el marco de una importante operación policial.

Su casa de Génova, que conserva aunque juega actualmente en el Zenit de San Petersburgo ruso, también fue registrada.

Poco después de darse a conocer la operación, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) confirmó que Criscito no estaría en el grupo de 23 seleccionados para la Eurocopa, ya que ahora la prioridad del jugador era aclarar su situación legal personal, no disputar el torneo de fútbol.

Este caso de partidos amañados, que ha vuelto a sacudir Italia cinco años después del 'Calciopoli', que terminó con la Juventus en la segunda división, ha recibido el nombre de 'Calcioscommesse' (apuestas en el fútbol).

Además del interrogatorio a Criscito, 19 personas fueron detenidas este lunes a primera hora, entre ellos diez futbolistas, y entre ellos el capitán de la Lazio, Stefano Mauri. Todos ellos están siendo investigados por " asociación delictiva con intención de engaño y fraude deportivo".Según los investigadores de la operación " Last bet" ("Última apuesta" en inglés), los jugadores habrían amañado partidos a cambio de dinero e incluso no se habría decidido sólo quién ganaba, sino incluso otras circunstancias, como la diferencia de goles.

El domicilio del entrenador de la Juventus de Turín, Antonio Conte, también fue registrado el lunes por la mañana. Los hechos investigados se remontan a la pasada temporada, cuando Conte entrenaba al Siena en la segunda división.

Esta tercera ola de detenciones, después de las de noviembre de 2011 y abril de 2012, se produjo a tres días de la acción de la justicia deportiva, ya que el jueves la Comisión de Disciplina de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) debe juzgar a 22 clubes y 61 jugadores o ex jugadores sobre los hechos que se investigan en Cremona.

La operación " Last Bet" cuenta con tres partes diferenciadas y la investigación la llevan a cabo las fiscalías de Cremona, Bari y Nápoles.

Sobre la cuantía del fraude, el fiscal de Cremona, Roberto Di Martino, explicó que hubo partidos que pudieron llegar a permitir ganancias de hasta dos millones de euros.

" Para un Lecce-Lazio, la ganancia obtenida con apuestas sería de unos dos millones de euros y 600.000 euros fueron utilizados para corromper a los despedidos (futbolistas)", dijo en su rueda de prensa.

El fiscal citó otros partidos de la temporada 2010-2011 sospechosos de haber sido amañados, entre ellos un Bari-Sampdoria y un Lazio-Génova, además de ese Lecce-Lazio. " También estarían bajo la lupa siete u ocho partidos del Siena, por una posible manipulación", señaló.

El ex internacional Giuseppe Signori, el ex capitán del Atalanta Cristiano Doni y el ex jugador del Bari Andrea Masiello habían sido detenidos en las anteriores olas de arrestos.

Cinco húngaros sospechosos de estar al frente de una de las organizaciones mafiosas de apuestas figuran entre las diecinueve personas detenidas este lunes.

Italia podría vivir un terremoto como el del " Totonero" de 1980, que envió al AC Milan a la segunda división y costó dos años de suspensión a Paolo Rossi, o el del " Calciopoli", el escándalo de partidos amañados que privó a la Juventus de dos títulos (2005 y 2006) y que también les hizo jugar en la Serie B, la segunda categoría.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida