¡Dime de dónde vienes y aquí te lo preparamos!: chefs del Mundial

Bogotá (EFE). Satisfacer los paladares de futbolistas de Malí, Egipto y Nueva Zelanda, y evitar excesos u omisiones que puedan estropear la digestión de jugadores austríacos, australianos o saudíes son retos de los jefes de cocina de los hoteles que alojarán a las 504 promesas del Mundial sub20.

Veinticuatro selecciones comenzarán desde este 29 de julio en ocho ciudades de Colombia la pugna por el título de la edición XVIII del mundial juvenil, cuyo campeón se conocerá el 20 de agosto.

"Cada delegación tendrá a un encargado de sus alimentos. Esto será de gran ayuda para nuestro trabajo", dijo a Efe Ricado Ochoa, jefe de alojamiento del hotel campestre Las Camelias, en Armenia, al describir 'la odisea' que tendrán los 120 empleados como anfitriones de los equipos de Croacia, Arabia Saudí, Nigeria y Guatemala.

Armenia, una ciudad cafetera distante 290 kilómetros de Bogotá, recibirá a unos 2,000 turistas durante los partidos del grupo D y en este hotel de cinco hectáreas de extensión y 110 habitaciones con capacidad para 380 personas convivirán las cuatro delegaciones.

El idioma y la cultura, aunque diferentes, "no serán barreras", ya que uno de los secretos que tiene bajo la manga el equipo de Ochoa, además del confort y la privacidad, consiste en "seducir" a estas figuras extranjeras "a través del estómago".

"La mayor dificultad se nos ha presentado a la hora de comprar ingredientes para abastecer nuestra cocina, pues los nombres de ciertos productos varían de un país a otro", precisó.

Para Laura Grajales, coordinadora comercial del hotel Estelar, de Manizales, que ha reservado cuatro pisos para Costa Rica y Ecuador, rivales de España y Australia en el grupo C, "las dificultades para la alimentación se reducen porque la carta debe contener nutrientes comunes: proteínas, carbohidratos, verduras y líquidos".

Al parecer, los lazos culturales comunes a Colombia y España, harán que los pupilos de Julen Lopetegui se sientan como en casa.

"En Colombia tenemos tradición y recorrido en cocina. Muchos platos e ingredientes son comunes. Además, los españoles traerán a un chef que estará al lado mío para hacer recomendaciones", declaró a Efe Jose Fernando García, jefe de cocina del Hotel Carretero, de Manizales, cuartel general de España y Australia.

Hoteles como el Dann Carlton Barranquilla se darán el lujo de ir más allá en su oferta gastronómica básica.

"Barranquilla se caracteriza por tener influencia árabe, lo que favorece las exigencias de Egipto y nos permite contar con todos los ingredientes. Incluso, el hotel maneja un menú austríaco, así que no hay problema para cumplir", dijo a Efe Pedro Mesa, gerente del hotel que aloja a las plantillas de Brasil, Panamá, Austria y Egipto.

Si en Barranquilla están listos para atender a los más mínimos caprichos de egipcios y austríacos, ¿qué podrían hacer en Armenia si los guatemaltecos decidieran pedir pishtones, chuchitos, recaditos, torrejas, coyoles en miel, cambrayes o chancletas de güisquil?

"Bueno, primero tenemos que ver si esto está en la minuta que previamente nos ha pasado el médico de la delegación", respondió con alivio Ricardo Ochoa, del hotel Las Camelias.

La cocina del hotel Estelar Las Colina está debidamente 'entrenada' para sorprender con una burra o, más conocida como gallo pinto, que en un auténtico desayuno costarricense es la suma gloriosa de los fríjoles negros, o también rojos, con el arroz.

Complicado será si los de Ronald González deciden pedir chifrijo, picadillo de arracache o de chayote, flor de itabo o pejiballes.

"Hay que recordar que la alimentación para deportistas debe tener un equilibrio nutricional. Así que es muy difícil que ellos se salgan de lo establecido por el médico de la selección", explicó a Efe Laura Grajales, del hotel en Manizales.

Mientras Brasil y España tendrán chef propio para la supervisión y dirección de sus menús, Uruguay ha enviado instrucciones precisas para cuidar de sus chicos.

"Nada de cremas de leche en las pastas y sopas ni pimentones (pimientos) como aderezo de ensaladas o carnes, que deberán ser magras", anticipó a Efe Marlén Bonilla, chef ejecutiva del hotel Intercontinental, de Cali, donde se instalarán los jugadores de Portugal, Uruguay, Camerún y Nueva Zelanda.

Para Bonilla, compartir su cocina con colegas extranjeros será una experiencia enriquecedora y para asumirla ella y sus asistentes ya tienen a la mano bolígrafos y libretas donde consignarán las nuevas recetas y algún secreto de cocina, especialmente de Camerún.

La gastronomía de Camerún, tiene el pescado como ingrediente imprescindible, así como productos derivados de la mandioca y el mijo. En una mesa camerunesa no faltan las frutas tropicales como la papaya, el mango o la piña, así como el aguacate y el plátano.

Hasta ahí, está todo bien para el equipo de Marlén Bonilla.

El problema, y muy serio, podría ser si alguien en Camerún ordena platos específicos como 'ndolé', pez ahumado al 'gombo', buey con nueces de palma o, más exótico, una carne de cocodrilo.

"¡No hay problema. Se lo tenemos!", dijo con buen humor la chef.

La cocina en Colombia ya va ganando en el Mundial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida