Dinamarca fue dinamita, liquida a Camerún (2-1)

PRETORIA ( AFP). Dinamarca fue la noche del sábado pura Dinamita Roja para eliminar a los Leones cameruneses de Samuel Eto'o (2-1) y mantenerse con vida en el Grupo E del Mundial de Sudáfrica-2010, en emocionante partido que clasificó automáticamente a Holanda a octavos de final.

Las vuvuzelas, al final silenciadas, habían atronado el estadio Loftus Versfeld de Pretoria, casi repleto con 50,000 almas, cuando la estrella de los Indomables, Samuel Eto'o, abrió la cuenta a los 10 minutos, fruto de la hegemonía de juego que ejercían y de un infantil regalo de la defensa europea.

Pero los dinamiteros lograron el empate a los 33, tras una gruesa falla de la defensa camerunesa que era un colador, al escapar Dennis Rommedahl por enésima vez a espaldas de los zagueros y servir el centro rasante a Nicklas Bendtner.

Las trompetas volvieron a acallarse a los 61 minutos, momento en el que los zagueros africanos volvieron a dar ventajas incomprensibles y le ofrecieron el espacio justo a Rommedahl para clavar el 2-1.

Holanda (seis unidades), primer clasificado a octavos del torneo, le había ganado más temprano 1-0 a Japón (tres puntos), en una llave que se completará cuando Camerún (cero puntos), primer eliminado, juegue con los Naranjas el jueves 24 en Ciudad del Cabo, y Dinamarca (tres puntos) contra los nipones en Rustenburgo.

En realidad las dos defensas parecían un queso gruyere lleno de agujeros porque el gol de Eto'o fue el fruto de una salida displicente desde el fondo en la que se asociaron en el obsequio el arquero Thomas Sorensen y los zagueros Simon Kjaer y Lars Jacobsen.

La pelota la capturó el veloz Pierre Webo y le mandó el centro al ras del piso al astro camerunés, quien ejecutó al guardameta con un disparo rasante.

Las dos porterías pasaban susto tras susto, y los peores fueron cuando Jon Dahl Tomasson, pisando el área chica, tuvo a su merced al guardavalla Hamidou Souleymanou, pero lo salvó el botín providencial de Alexandre Song.

En la réplica se le heló dos veces el corazón a los daneses, primero cuando otra vez pierde el balón Kjaer, lo atrapa Eto'o y el tiro rebota en un poste, segundos antes de perderse Achille Emana el gol sólo frente a Sorensen, sin marca a la vista, entregándole el balón mansamente.

La pelota iba y venía de un arco a otro, con dos equipos sin solvencia técnica, con los horrores defensivos de Stephane Mbia, Nicolas Nkoulou y Sebastien Bassong, que apenas podía compensar en Camerún Benoit Assou-Ekotto.

Los defensores dinamarqueses Daniel Agger y Simón Poulsen se sumaban a la confusión general, pero el DT Morten Olsen organizó mejor la contención en la segunda etapa con el sacrificio de los volantes Martin Jorgensen y Jesper Gronkjaer para recuperar el balón.

Mientras Eto'o languidecía sin encontrar un compañero con quien hilvanar una jugada, Rommedahl crecía como amenaza para el arco africano y fue el héroe con el gol de la victoria que da muchas esperanzas a Dinamarca de entrar en octavos.

Japón y Dinamarca se jugarán el segundo billete de la llave a octavos de final. Un empate daría el pase a los asiáticos debido a una mejor diferencia de goles (0 contra -1).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.