Dirigentes apoyan cambio de mes en Qatar, clubes en contra

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (AP). Qatar no tendría ningún problema en montar la Copa del Mundo de 2022 durante julio pese al calor que impera, aunque admitió que cambiar la fecha a los meses más frescos del invierno será mejor para los jugadores, indicó este martes el presidente de la Confederación Asiática de Fútbol.

Pero dirigentes del Milan y Barcelona, dos de los pesos pesados del fútbol europeo, se oponen a la idea al considerar que alterará la programación de los campeonatos locales.

Mohamed bin Hammam, un dirigente de Qatar que a la vez es miembro del comité ejecutivo de la FIFA, afirmó que un torneo durante el invierno asegura que los jugadores estarán en sus mejores condiciones físicas y no llegarán exhaustos tras completar temporadas que duran 60 partidos. Además, un certamen en enero será más fácil de organizar, al coincidir con el receso de invierno en la mayoría de las ligas, dijo.

"Si el torneo fuese en junio y julio, el anfitrión lo organizaría sin problema", declaró Bin Hammam. "Si el torneo se hace en enero, pues todo el mundo saldrá ganando".

Bin Hammam, quien formuló sus declaraciones en el marco de una conferencia sobre fútbol en Dubai, es el más reciente dirigente que sale a apoyar un torneo en el invierno boreal debido a la inquietud de que los jugadores y aficionados no aguantarán el asfixiante calor en Doha, que suele exceder los 40 grados centígrados 104 fahrenheit.

Para los personeros de los clubes europeos, sin embargo, la idea no cala bien.

"Sería muy difícil que las cinco principales ligas europeas cambien su calendario para albergar un Mundial en enero", declaró el director deportivo del Milan, Umberto Gandini.

"Tenemos tradiciones. Hay inversiones de por medio. Tenemos contratos firmados", añadió. "Sería complicado. No estoy diciendo que no es algo imposible, pero se necesitarían muchas negociaciones, ya que es algo que afectaría no sólo 2022, sino 2021 también".

Gandini y el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, restaron importancia al temor por el calor, al mencionar que varios mundiales previos se realizaron en condiciones similares a las que se esperan en el verano de Qatar.

"Me acuerdo de España en 1982 y Estados Unidos (1994). Teníamos 40 grados y nadie se quejó", dijo Rosell. "Por ser en España, habría que jugar en junio y julio. No queremos parar la liga, ya que la nuestra no se interrumpe en enero".

A comienzos de mes, el presidente de la FIFA Joseph Blatter y el secretario general Jerome Valcke coincidieron al decir que organizar el Mundial de Qatar en invierno es algo que merece ser analizado. La idea serviría para beneficiar el físico de los jugadores y darle flexibilidad a postulantes en el futuro.

Valcke advirtió que la principal dificultad radica en que se deberá hacer una modificación del calendario internacional, posiblemente un año antes y después de 2022, aparte de obtener el respaldo de las ligas y federaciones nacionales.

Qatar consiguió la sede este mes, desafiando el temor por las elevadas temperaturas. Apenas después, sin embargo, un creciente coro de dirigentes comenzó a promover la idea de un cambio de fecha al mes de enero.

Franz Beckenbauer, miembro del comité ejecutivo de la FIFA, fue el primero en plantear la idea, seguido por el presidente de la UEFA, Michel Platini.

Valcke ha dicho que Qatar no ha solicitado formalmente un cambio de fecha y los organizadores no se han expresado ni a favor ni en contra.. Qatar ha prometido a la FIFA que los estadios, campos de entrenamientos y zonas para fanáticos contarán con aire acondicionado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.