Dopaje en fútbol mexicano fue por clembuterol

MEXICO (AP).- La sustancia por la que dieron positivo de dopaje dos jugadores de la primera división es clembuterol, informó el martes Eugenio Rivas, presidente de la comisión disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol.

Ni los nombres de los jugadores, ni los equipos en los que militan fueron revelados por Rivas debido a que aún está en trámite un protocolo dictado por la FIFA.

El dopaje positivo ocurrió durante la primera fecha del Apertura.

El clembuterol también derivó en el resultado positivo arrojado por los seleccionados mexicanos Guillermo Ochoa, Edgar Dueñas, Antonio Naelson, Francisco Rodríguez y Christian Bermúdez en un control realizado antes de la Copa de Oro del 2011.

Todos fueron exonerados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) al determinarse que consumieron carne contaminada con la sustancia.

"Caben todas las posibilidades, mientras estemos inmersos, mientras no tengamos todos los factores para saber qué sucedió, caben todas las posibilidades, más tomando en cuenta que tenemos antecedentes que los futbolistas del 2011 salieron exonerados porque consumieron carne", dijo Rivas en rueda de prensa.

"Presumimos que es ingesta de carne y creemos que es carne contaminada como sucedió en 2011, pero no podemos estar seguros. En el momento que tengamos elementos se los vamos a ofrecer", añadió.

El dirigente dijo que la Federación aún no conoce las cantidades de clembuterol detectadas en los jugadores, algo que es clave para determinar si el positivo fue por carne contaminada.

"Desconocemos el grado encontrado, si fuera muy elevado, haría pensar que fue ingestión directa, si es una ingestión menor es de pensar que fue por alimentos pero hay que esperar y tener la película completa", dijo el doctor Santiago Echavarría, quien es asesor de la Federación Mexicana.

Durante el Mundial Sub17 que se realizó en canchas mexicanas entre junio y julio de 2011, un total de 109 jugadores de 19 países diferentes dieron positivo a la sustancia. En ese entonces, Jiri Dvorak, director médico de la FIFA, declaró que la contaminación de la carne en México "no es un problema de dopaje sino de salud pública".

"Nos llama la atención que dos jugadores hayan dado positivo a lo mismo", agregó Echavarría. "Tenemos un antecedente previo que todos conocemos bien de muchos jugadores responsabilizados por lo mismo y se mostró que fue ingesta alimenticia y se les exoneró. Hoy no sabemos qué pasó pero no podemos descartar que eso fue lo que sucedió".

Rivas dijo que ahora los dos jugadores afectados tienen el derecho de exigir que se abra la muestra B para probar su inocencia, pero hasta ahora no lo han solicitado.

Informó que en México, desde 2004 se realizan pruebas aleatorias durante los partidos de la primera división y se llevan a cabo controles a ocho jugadores en cada una de las 17 jornadas de la campaña regular.

En la fase final, las pruebas se realizan en cada encuentro.

Este es el primer caso de dopaje en la liga mexicana desde el 2006 cuando el zaguero Salvador Carmona, quien jugaba para Cruz Azul, dio positivo al esteroide anabólico norandrosterona.

El portero Omar Ortiz, ex de Monterrey, dio positivo por oximetadona, otro esteroide anabólico, durante un partido de los Rayados en la Copa Libertadores del 2010.

En el pasado, las autoridades mexicanas reconocieron que existe un problema en el país por el uso de clembuterol como método para engordar el ganado, una práctica que es penada por la ley federal.

Las leyes federales mexicanas prohíben el empleo del clembuterol, un anabolizante que engorda animales pero deja rastros en la carne que, al ser consumida por personas puede causar intoxicación.

En México, los análisis a deportistas son realizados por el Laboratorio Nacional de Prevención y Control del Dopaje de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (CONADE), que este año fue avalado por la AMA. Es uno de los 33 centros certificados por el organismo a nivel mundial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida