Drama, intriga y corrupción en las candidaturas de la FIFA

GINEBRA, Suiza ( AP). Drama, intriga y corrupción con miles de millones de dólares en juego.

El proceso de la FIFA para otorgar las copas mundiales del 2018 y 2022 al mismo tiempo puso en marcha la campaña deportiva de mayor magnitud y más vigilada en la historia del deporte moderno, aun antes de que se viera empañada por denuncias de sobornos y arreglos de votos.

Pero la vida sigue igual para la organización rectora del deporte más popular del mundo, según algunos veteranos observadores.

" Cuando uno habla de la FIFA suele prevalecer una actitud negativa. Se habla de corrupción", admitió el presidente del comité de ética de la FIFA, Claudio Sulser, después de completar una investigación de un mes de votantes y candidatos implicados en una trampa montada por un periódico británico.

Reparar la credibilidad de la FIFA puede esperar.

En estos momentos, la organización que preside Joseph Blatter tiene algo que muchas de las naciones más ricas y ambiciosas del mundo desean anhelosamente: el derecho a presentar una de dos copas mundiales de fútbol, cada una de ellas con 64 partidos entre 32 países a lo largo de 31 días.

Por eso Bill Clinton, Vladimir Putin y el príncipe Guillermo están entre los probables asistentes a Zurich para solicitar ese privilegio para sus respectivos países.

Son los astros de las presentaciones de media hora cada una que los nueve candidatos deben hacer ante el comité ejecutivo de la FIFA _con dos de sus colegas suspendidos_ el miércoles y el jueves antes de que se decidan los dos ganadores en votaciones secretas.

En el 2018 se elegirá entre Inglaterra, Rusia, Bélgica-Holanda y España-Portugal. Para el 2022 los candidatos son Estados Unidos, Australia, Japón, Corea del Sur y Catar. México e Indonesia se presentaron al principio pero después se retiraron.

Desde los ambiciosos objetivos de paz en la península coreana hasta las prometedoras tecnologías de energía solar de Catar, es un escenario mundial para los candidatos que durante tres años de preparación han buscado la atención pública.

El glamour y los escandaletes del proceso han hecho una estrella de Sulser, abogado y ex delantero internacional suizo, a quien la FIFA encomendó velar por el juego limpio después que su predecesor Sebastian Coe dejó el cargo para ayudar la candidatura inglesa.

Los veredictos de Sulser confirmaron los rumores de irregularidades a sólo 14 días de la decisión.

La votación queda ahora en manos de 22 hombres del alto comando de la FIFA después que Amos Adamu y Reynald Temarii fueron marginados de toda actividad, durante tres y un año respectivamente. Adamu es el dirigente del fútbol de mayor rango sancionado por soborno.

Lo que el equipo de Sulser no halló podría ser igualmente significativo. No confirmó la extendida sospecha de que España-Portugal y Catar _con ayuda latinaomericana_ hubiesen violado las reglas de la FIFA por connivencia para asegurarse por lo menos siete de los doce votos necesarios para ganar.

Hasta Blatter avivó las sospechas cuando dijo que la investigación no halló pruebas de irregularidades, lo que no quiere decir _aclaró_ que no las haya habido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.