Egipto va por clasificación histórica y EU por un milagro

JOHANNESBURGO (AFP). Egipto intentará completar su faraónica obra que inició con su sorpresivo triunfo ante Italia (1-0) con otra victoria que lo coloque en semifinales de la Copa Confederaciones-2009, frente a Estados Unidos, que necesita un milagro para salir vivo del grupo B del torneo.

En efecto, los Faraones necesitan un triunfo ante los norteamericanos y que Italia no supere a Brasil. Aunque si golea a EU, por diferencia de gol, también podría asegurarse un lugar entre los cuatro mejores. Las calculadoras estarán a la mano el domingo en Sudáfrica.

De hecho, el grupo B, el de la muerte, sigue abierto a falta de una fecha.

Brasil, con una diferencia de gol de +4, suma seis unidades y prácticamente está clasificado. Italia tiene tres puntos y supera a Egipto únicamente por diferencia de gol (+2 contra 0).

Por su parte, Estados Unidos cierra en blanco, pero no está eliminado, pues si golea y Brasil hace lo mismo con Italia en Pretoria podría soñar con un milagroso pase a semifinales.

Ambos partidos se juegan a la misma hora (18h30 GMT), para evitar suspicacias.

"En todos los partidos la iniciativa ha sido nuestra. Y si ganamos por un buen margen, no nos importará lo que suceda en el otro partido (entre italianos y brasileños), afirmó el ayudante del entrenador egipcio Hassan Shehata, Shawky Gharib, en diálogo con la AFP.

Por lo mostrado hasta el momento, Egipto será claro favorito frente al campeón de la Concacaf.

Los africanos perdieron en el último minuto contra el defensor del título Brasil (4-3) tras un penal polémico marcado por Kaká y derrotaron al campeón mundial Italia (1-0), mientras que los estadounidenses cayeron contra la Nazionale (3-1) y la Seleçao (3-0).

El principal problema para el elenco de Bob Bradley ha sido soportar gran parte de los juegos con un hombre menos, debido a expulsiones por juego brusco, por lo que deberá tener cuidado de no caer otra vez en su propia trampa.

"Jugar dos veces con diez hombres es decepcionante. Mis muchachos empujaron, pero así es muy difícil en este nivel", reconoció el técnico norteamericano Bob Bradley.

Eso lo penalizaría mucho ante el bicampeón africano, que hasta ahora ha desarrollado un juego físico con valocidad en los últimos 30 metros del campo, con el punta Mohamed Zidan como abanderado del terror de las defensas rivales.

A falta de Amr Zaki, goleador estrella de baja por lesión, Zidan se ha sabido convertir en el hombre de referencia del frente de ataque y no le ha pesado esa carga. Junto a Mohamed Aboutrika ha armado una sociedad temible.

"Juego para alegrar a los espectadores", dice Aboutrika, dispuesto a dar espectáculo el domingo, pese a la enorme presión que hay en el medio.

Asimismo, Egipto ha demostrado que puede lastimar de cabeza, como lo hizo ante los azzurri, con el gol de testa de Mohamed Homos.

"Tendremos que trabajar duro para derrotar a Estados Unidos y avanzar a la siguiente fase", advierte de todos modos el defensor egipcio Wael Gomaa, quien tendrá como principal tarea detener al capitán y astro norteamericano Landon Donovan.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida