Elías Figueroa confiesa que ha sentido frustración por no haber jugado en España

Buenos Aires, 22 jul (EFE).- Elías Figueroa (Valparaíso, 1946) es para muchos el mejor futbolista chileno de la historia. Franz Beckenbauer siempre le tuvo entre los más grandes. Entre la década de los 60 y los 70 fue el gran capitán de Chile y de sus clubes (Peñarol e Internacional de Brasil).Analista, docente hoy en día a la hora ofrecer lecciones de liderazgo, Elías Figueroa dio un repaso con la Agencia EFE a la Copa América y a su exitosa trayectoria deportiva."El área es mi casa, ahí entra sólo quien yo quiera". Dijo en su época el central chileno. Hoy estaba feliz por ver a su compatriota Alexis Sánchez en el FC Barcelona.- Algunos de los últimos extranjeros han tenido problemas de adaptación en el FC Barcelona. ¿Entrará rápido Alexis Sánchez en la dinámica de Pep Guardiola?.- Alexis tiene condiciones para jugar en cualquier parte. Ha pasado por Italia donde adquirió experiencia. El FC Barcelona es el mejor equipo del mundo pero Alexis está preparado. No sólo tiene arte en el regate, también baja, colabora, tiene sacrificio. Cuanto mayor sea la exigencia que le propongan, mayor será su desempeño.- Usted tiene una vida de cine. De crío tuvo enfermedades graves, le dijeron incluso que no podía correr y al final fue un atleta y de los grandes...- Yo siempre digo que soy un agradecido a la vida. A los dos años me hicieron una traqueotomía, tuve problemas de asma y de corazón. El médico le dijo a mi madre que nunca sería un niño normal. No podía correr, no había inhaladores en aquella época. Mi familia se mudó del mar, en Viña del Mar al interior, porque el clima me beneficiaba. A los 12 años, una nueva enfermedad, una poliomielitis me tuvo en cama. Tuve que aprender a andar de nuevo. En ese tramo de mi vida, me estiré y crecí. Y desde entonces veo la parte positiva de la vida. A los 15 me casé y sigo con la misma mujer gracias a Dios. Tengo una familia linda. Tuve obstáculos en la vida y los superé.- ¿Pudo jugar en el Real Madrid?.- Sí, el Real Madrid estuvo interesadísimo en mí. Hubo conversaciones entre ambos clubes en la época, pero me fui a Brasil. Entonces en España no se pagaba como ahora. Brasil era el destino donde estaban grandes jugadores como Pelé, Garrincha, pagaban muy bien. Peñarol exportó a sus figuras, salieron a Brasil Pedro Rocha, Forlán, el padre de Diego. Con el paso del tiempo sí que he sentido una frustración por no haber jugado en España y en el Real Madrid. Cuando iba a jugar torneos como el Carranza, el Teresa Herrera con Peñarol, también iba el Milán, el Benfica de Eusebio, siempre tengo grandes recuerdos de España.- Uruguay está en la final. Es el equipo más querido por el público en la Copa América. ¿Qué genes tiene Uruguay?.- Yo viví cinco años en Uruguay y conozco bien su carácter. Fueron valientes en Maracaná, han vivido siempre con su garra charrúa, se sienten dueños de casa, aunque jueguen fuera de su campo. Y eso es lo que más me gusta.- Usted fue un líder. Ejerció de capitán como defensa. ¿Hay menos que en su época?.- Sí hay menos, es difícil ver hoy en día gente con carácter. Fernando Hierro fue un ejemplo de líder dentro y fuera del campo.- Usted jugó con Pablo Forlán, el padre de Diego. ¿Cómo ve al hijo?.- Igual, es muy parecido a su padre (risas...). Son muy parecidos en el físico. Pablo fue muy grande también. A Diego le conozco desde niño y me alegra verle triunfar ahora. Es un grande. Un fuera de serie.- Messi, el líder silencioso...- Considero injusto cómo le han cargado toda la responsabilidad de lo de Argentina. Le cargan demasiado. El fútbol es un equipo. El es uno más del grupo, hay diez jugadores más. Nunca nadie ha ganado un campeonato un futbolista solo. El es diferente en el Barcelona porque allí tiene jugadores que juegan distinto a los de su selección.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.