Error de Green prolonga maldición de los porteros ingleses

RUSTENBURGO ( AFP). El garrafal error de Robert Green, que costó a Inglaterra un gol en el minuto 40 de su partido ante Estados Unidos el sábado, prolonga las dudas de Fabio Capello sobre el titular de la portería del equipo y la racha de fallos de los arqueros del país.

El responsable de defender la meta de los 'Pross' era precisamente la gran incertidumbre del técnico italiano, que dudaba entre Green, David James o Joe Hart, optando finalmente por el primero, portero del West Ham.

Con el 1-0 a favor de los ingleses, Clint Dempsey disparó desde la frontal del área, en una acción que no revestía aparente peligro, pero Green no logró atajar, el balón le venció las manos y se introdujo mansamente en la portería.

El grave error relanza el gran debate sobre los guardametas ingleses, en un país que acostumbra a confiar en la Premier League en porteros extranjeros y donde Peter Shilton continúa, a pesar del paso de los años, como el último realmente consolidado y de garantías.

El ex jugador de Nottingham Forent, Southampton y Derby County en los ochenta vistió en 125 ocasiones la camiseta nacional, incluyendo los Mundiales de 1986 y 1990.

Desde entonces no ha habido un sucesor a la altura, con David Seaman como alumno más aventajado, pero sin conseguir aprobar con nota el exigente examen de los hinchas ingleses.

La ironía británica bautizó incluso a David James como 'Calamity James' por sus constantes errores y goles tontos que se 'comía'.

Tras el error en Rustenburgo ante Dempsey, Green quedó con la mirada fija en el suelo, consciente de que tiene ya garantizada horas de debate en la prensa británica, que sigue años después en busca de un portero que transmita confianza y seguridad a la zaga.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.