España, un banquillo de renombre para salir de la crisis

CURITIBA (AFP). España, que cayó de forma fulminante contra Holanda (5-1) en el debut de Brasil-2014 podría recurrir en el segundo partido contra Chile, el miércoles en Rio de Janeiro, a un banquillo de lujo, ante la alarma que creó la actuación de algunos de sus símbolos.

Contra Holanda, jugadores emblemáticos como Iker Casillas, Xavi Hernández, Gerard Piqué, Sergio Busquets, Diego Costa o Sergio Ramos, fueron una caricatura de sí mismos y Vicente del Bosque podría cambiar a algunos de ellos en el segundo partido.

Parece poco probable que el conservador Del Bosque se atreva a mover de la portería a Casillas para poner a Pepe Reina o David de Gea, ni siquiera a Xavi Hernández, con una calidad que le hace imprescindible e imprevisible, para decidir el resultado para su equipo con uno de sus pases improvisados.

Tampoco la presencia de Sergio Ramos o Sergio Busquets parecen peligrar, pero sí la titularidad de Gerard Piqué, David Silva, que ya fue sacrificado tras el debut y derrota contra Suiza en Sudáfrica-2010, Diego Costa o César Azpilicueta.

"Puede ser que haya algún cambio, pero no queremos precipitarnos ni tomar decisiones precipitadas. Si hubiera algún cambio no sería para señalar a nadie. Tenemos 23 jugadores y todos están dispuestos. Buscaríamos la mejor solución siempre", afirmó Del Bosque.

El seleccionador español tiene en su banquillo a hombre como Javi Martínez, del Bayern Múnich, para suplir como defensa central a un Piqué que no parece estar en forma tras su lesión de cadera a final de temporada.

En la defensa también tiene a Juanfran Torres, campeón de liga y subcampeón de la Champions con el Atlético de Madrid, para suplir a un Azpilicueta que mostró fallas en el lateral derecho.

Las mejores bazas de Del Bosque llegan en la delantera con hombres de gran reputación e infrautilizados en los últimos meses como los delanteros David Villa, Pedro Rodríguez e incluso Cesc Fábregas, en ese rol de falso nueve que tantas alegrías ha dado a la Roja.

Por otra parte, algunas voces piden la entrada del joven Jorge Resurrección 'Koke', auténtica revelación de la temporada en el Atlético de Madrid, como alternativa a Xavi Hernández, aunque parece poco probable que Del Bosque renuncie a la piedra angular de su equipo por un mal partido.

Sergio Ramos señaló que se debe tomar la derrota contra Holanda con tranquilidad y no caer en la desesperación y querer cambiar a todo el equipo de golpe.

"El problema fue más físico que anímico. Tras el tercer gol no tuvimos la cabeza donde debíamos, porque se iba un partido que teníamos en la mano. El míster es el que más conoce la situación. No creo que pueda cambiar a los once. Él tiene que decidir", explicó el central sevillano.

No habrá once cambios, pero Del Bosque se verá obligado a hacer algunas modificaciones en un equipo que decepcionó en el debut.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida