Eto'o y Roberto Carlos vuelven a vestir la misma camiseta

Moscú ( EFE). El camerunés Samuel Eto'o y el brasileño Roberto Carlos volverán a vestir la misma camiseta, pero no la blanca del Real Madrid, donde coincidieron en varias ocasiones, sino la del Anzhí de Majachkalá.

Eto'o, que podría debutar este sábado con su nuevo equipo, con el que ayer firmó un contrato por tres temporadas, se reunirá con su viejo amigo, el lateral izquierdo brasileño que aterrizó en la liga rusa, en marzo pasado.

Pocos recordarán que el delantero camerunés Samuel Eto'o, que dio no pocas noches de gloria al Barcelona, militó en el Real Madrid, adonde llegó con sólo 16 años procedente de Camerún (1997).

En eso momento, Roberto Carlos llevaba una temporada en el equipo madridista, adonde había llegado procedente del Inter de Milán, precisamente donde ha jugado las últimas dos temporadas el delantero africano.

A diferencia de Roberto Carlos, que ganó la liga con Fabio Capello en su primera temporada con el Real Madrid y se convirtió en el ídolo de la afición, Eto'o nunca logró asentarse en el equipo de la capital de España.

Primero fue cedido al Leganés (1997-98) de la Segunda división española, después al Espanyol (1999), ya que el holandés Guus Hiddink no le dio minutos de juego, y al Mallorca, ya que Toschack y Del Bosque tampoco confiaron en él.

Regresó de nuevo a la disciplina blanca en la pretemporada del 2000, pero se tuvo que ir de nuevo a las baleares, cuyo equipo dirigido por Luis Aragonés le fichó y logró la Copa del Rey en 2003.

Para entonces, Roberto Carlos ya había ganado tres ligas de campeones con el Real Madrid (1998 ante la Juventus, 2000 ante el Valencia y 2002 ante el Bayern Leverkusen).

En 2004 estuvo otra vez a punto de regresar al Real Madrid, pero Eto'o no estaba dispuesto a servir de moneda de cambio y decidió fichar por el Barcelona, donde lograría dos ligas de campeones, marcando en las dos finales ante Arsenal y Manchester United.

Ahora, Eto'o y Roberto Carlos han decidido unir fuerzas para convertir al modesto equipo de la explosiva república de Daguestán en el Chelsea del Cáucaso.

Roberto Carlos será el perfecto anfitrión para el delantero africano, ya que en unos pocos meses se ha convertido en el capitán del equipo, que ha prometido que presidirá cuando cuelgue las botas en 2013.

El dueño del Anzhí, el oligarca " Suleimán (Kerímov) quiere convertir al Anzhí en un club puntero. Con seguridad en el futuro acabarán viniendo nuevos jugadores famosos", dijo.

Por de pronto, el Anzhí (Perla en daguestaní), que derrotó el pasado fin de semana al Dinamo Moscú, es la revelación de la liga rusa.

En estos momentos es cuarto clasificado, a nueve puntos del líder, el CSKA Moscú, y por delante de históricos como el Spartak o el Lokomotiv.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.