Europa: Falcao hace soñar al Porto y a Colombia

MEXICO (AP). Radamel Falcao García saldrá el miércoles a la cancha en Dublín con la meta de coronar una temporada histórica, tanto para él como para el Porto, con una victoria frente al Braga en la final de la Liga Europa.

Desde Colombia, sus compatriotas observarán con ansias el desempeño del delantero, que es la gran esperanza de gol para una selección alicaída y sedienta de triunfos que le hagan recordar mejores tiempos.

Con la ayuda de "El Tigre", el club portugués aspira a llevarse un triplete. Se coronó campeón de liga con cinco fechas de anticipación y 21 puntos de ventaja y se convirtió en apenas el segundo monarca invicto, igual que su rival eterno Benfica en 1972-73. Después de la final del miércoles, definirá el domingo la Copa de Portugal con Vitoria Guimaraes.

Falcao, a sus 25 años, ya dejó de ser la promesa que lo consideraban en Colombia cuando llegó a las inferiores del River Plate argentino.

En apenas dos temporadas suma más de 70 goles y ya es el colombiano con más anotaciones en el fútbol europeo, al superar las 62 de otro ex delantero de River, Juan Pablo Angel, quien jugó de 2001 a 2007 en el Aston Villa inglés.

"Está demostrando el potencial que le conocemos", dijo Eduardo Lara, que dirige las selecciones juveniles de Colombia y fue técnico de la mayor. "Es un jugador completo, que juega por dentro y por fuera, tiene el cabezazo y se asocia".Pero no son los goles en el campeonato portugués, sino los de la Liga Europa, los que lo han puesto en la mira de los grandes clubes. Según el diario portugués O Jogo, el técnico del Real Madrid, José Mourinho, quiere al nueve colombiano. Falcao ha dicho que piensa cumplir su contrato con Porto, pero también dejó en claro que le gustaría "experimentar otra liga".

"Se habla (de ofertas) de todos lados, pero la gran realidad es que tengo dos años más de contrato con Porto", declaró Falcao a la radio colombiana RCN luego de meterle cuatro goles al Villarreal en la ida de las semifinales del torneo continental.

"Ahora disfruto en el Porto", agregó. "Tengo dos años de contrato, me quieren muchísimo en Portugal".

"El Tigre" atrajo las miradas con esa actuación contundente, en que Porto ganó 5-1. "Es la primera vez que marco cuatro goles. Siempre soñé con algo así", dijo a la salida de los vestuarios. Ya había sumado dos tripletes en el torneo, frente al Spartak de Moscú y el Rapid Viena.

En el partido de vuelta en Villarreal, que Porto perdió 3-2, Falcao marcó otro tanto y llegó a 16 en el certamen, con lo que batió el récord del alemán Juergen Klinsmann como el mayor anotador de una edición de la ex Copa UEFA.

Falcao suma 21 goles en competiciones europeas, con lo que también superó el récord para un jugador del Porto, que pertenecía al brasileño Mario Jardel con 19.

Le han llovido elogios. El diario español El País lo etiquetó como "el nuevo Zamorano" y el deportivo argentino Olé fue más allá y lo llamó "el Messi colombiano".

El primero en bajar el tono fue el propio Falcao. "¿Yo, un fenómeno? Falta mucho. Estoy dando mis primeros pasos en competiciones europeas", declaró a la prensa portuguesa.

Hijo de un recio defensor, Radamel García, Falcao se destacó desde las divisiones menores por sus goles. Según la biografía de su sitio oficial, a los 11 años recibió una oferta del Ajax holandés, pero su familia la rechazó. A los 14, lo fichó River Plate.

En el 2005 debutó en primera división y metió siete goles en el torneo Apertura. Pero después sufrió una seria lesión de ligamentos que retrasó su evolución. Tras recuperarse, se dio el lujo de marcarle un triplete al Botafogo brasileño, anotar contra Boca Juniors en el superclásico argentino y ganar el torneo Clausura 2008.

En julio de 2009, el Porto adquirió su pase por 5,5 millones de euros para reemplazar al argentino Lisandro López, que partía al Lyon. Falcao se adaptó rápido. En su primera temporada hizo 25 goles en la liga, uno menos que el goleador del torneo, el paraguayo Oscar Cardozo del Benfica.

Muchos consideraron que sus goles eran un logro menor, por tratarse de una liga de segundo nivel.

"Cuando Falcao marcaba goles en River, muchos también decían que era porque la liga argentina era mala", dijo a The Associated Press el periodista argentino Jorge Barraza, director editorial de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

"Es verdad que el torneo interno de Portugal no es demasiado fuerte, pero de ahí salió Cristiano Ronaldo y surgieron otros grandes. Y en la UEFA, que no es Portugal, Falcao anotó 16 goles, una cifra tremenda", agregó. "Yo imagino que cuando Ferguson recomendó la compra de Cristiano al Manchester, algún genio de éstos le habrá dicho lo mismo: 'Sí, hace goles, pero en Portugal'".

El éxito del Porto despierta esperanzas en Colombia. Muchos de los goles de Falcao han sido gracias a pases de su compatriota Fredy Guarín, que también ha tenido una temporada destacada. Ambos se coronaron campeones con Colombia en el Sudamericano Sub20 del 2005 y son grandes amigos. A ellos se suma James Rodríguez, de 19 años, quien llegó el año pasado tras ser campeón con el Banfield argentino y también pasó por las selecciones menores colombianas.

Falcao, en particular, podría ser la solución al crónico problema goleador de una selección que se ha quedado afuera de los últimos tres mundiales y tuvo la segunda delantera menos efectiva en las pasadas eliminatorias sudamericanas.

Sin embargo, sus números con el equipo nacional no deslumbran: siete goles en 28 partidos. Aunque es un nombre habitual en las convocatorias, no ha sido indiscutible.

"Falcao no ha tenido suerte con los entrenadores de la selección. Nunca le han dado una auténtica oportunidad", dijo Barraza. "A un goleador que en Europa hace una temporada como la suya el técnico nacional tiene que darle diez partidos seguidos, mostrarle confianza verdadera, tenerle paciencia. Lo ponen como de obligado, porque hace goles afuera, pero a los 60 minutos, si no hizo gol, lo sacan".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.