FIFA: Blatter tiene el camino despejado; descartan aplazamiento

ZURICH (AP). El Congreso de la FIFA comenzó la votación para reelegir a su presidente Joseph Blatter, cuya continuidad en el cargo quedó prácticamente asegurada luego de que se rechazó un pedido de Inglaterra de que se aplace le elección para investigar denuncias de corrupción en el organismo rector del fútbol.

La propuesta inglesa fue rechazada por 172 de las 208 federaciones nacionales. Hubo apenas 17 votos a favor y 17 abstenciones.

Blatter, quien es el único candidato, dijo sentirse el "capitán de un barco" que atraviesa aguas agitadas y prometió adoptar reformas "radicales" para hacer frente a los escándalos de corrupción que han manchado a la FIFA.

Señaló asimismo que dará más poder a las asociaciones nacionales a expensas del comité ejecutivo y propuso que sean las federaciones las que elijan las sedes de la Copa Mundial en el futuro, no el comité ejecutivo.

El rechazo de la iniciativa inglesa garantizó prácticamente que Blatter será reelegido para un cuarto mandato.

"El barco de la FIFA atraviesa aguas turbulentas, pero hay que enderezar el rumbo de este barco", manifestó Blatter ante el Congreso. "Soy el capitán del barco y es mi responsabilidad y mi deber hacerlo".

Blatter, quien encabeza el organismo desde 1998, no tiene rivales y se espera una reelección por aclamación.

Su único desafiante, Mohamed bin Hammam, de Qatar, se retiró de la contienda durante el fin de semana pasado y fue suspendido en medio de denuncias de que compró el voto de delegados caribeños.

Blatter sostuvo que el peor escándalo en la historia de la FIFA podía ser resuelto dentro del mismo organismo, bajo su supervisión.

"Se harán reformas, no retoques cosméticos, sino cosas radicales", expresó ante los delegados. Luego prometió imponer un sistema de "tolerancia cero" para combatir la corrupción.

"Tolerancia cero para todos", afirmó.

Blatter siguió así la recomendación del presidente del Comité Olímpico Internacional Jacques Rogge, quien le dijo que solo medidas drásticas para darle más transparencia al organismo habían salvado al movimiento olímpico cuando enfrentó denuncias similares de corrupción en relación con los juegos de invierno de Salt Lake City del 2002.

"Hemos cometido errores, pero sacaremos nuestras conclusiones", dijo Blatter.

Agregó que quiere que en el futuro la sede de la Copa Mundial sea decidida en una votación en la que participen todas las federaciones y no por el comité ejecutivo, integrado por dos docenas de dirigentes, muchos de los cuales se han visto envueltos en casos de sobornos.

Blatter prometió adoptar reformas para garantizar un sistema más democrático y darle más atribuciones a las federaciones nacionales.

"Debemos poner fin de una vez por todas a todas estas críticas tan feas, denuncias, insinuaciones de que se hace trampa a diestra y siniestra", dijo el dirigente.

Bin Hammam y el vicepresidente de la FIFA Jack Warner, líder de la CONCACAF (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe) fueron suspendidos a la espera de los resultados de una investigación de denuncias de que dirigentes caribeños recibieron sobornos de 40.000 dólares para votar por Bin Hammam.

Alemania, por su parte, pidió que se reconsidere la elección de Qatar como sede del mundial del 2022 y que se investiguen denuncias de corrupción en el proceso de selección.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.