La FIFA echa a dos árbitros y revisa rechazo a tecnología

PRETORIA ( AFP). La FIFA tuvo que dar un giro en su rechazo frontal a incorporar tecnologías que respalden los fallos arbitrales, persuadida por dos errores garrafales que la obligaron a mandar de vuelta a casa a dos colegiados.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció en Johannesburgo que el organismo tratará el tema de la tecnología en el arbitraje en una reunión en julio en Gales.

De paso, pidió perdón a Inglaterra y México por los errores sufridos el domingo en partidos de octavos de final.

" Personalmente, lamento cuando se ven errores arbitrales evidentes, pero esto no es el final de la competición ni el final del fútbol, son cosas que pueden ocurrir", dijo Blatter.

Los 'goles fantasmas' se tragaron al mismo tiempo al uruguayo Jorge Larrionda y el italiano Roberto Rosetti.

Larrionda omitió validar un nítido gol de Inglaterra, marcado por Franck Lampard, en el partido que perdió con Alemania por los octavos de final (4-1).

Otra decisión que causó un revuelo fue la de Rosetti, quien convalidó una anotación de Carlos Tevez en posición adelantada, en el partido en que Argentina derrotó a México por 3-1.

Empero, en las medidas aplicadas por la FIFA, no aparecieron otros hombres cuyas decisiones fueron muy criticadas, como la del francés Stéphane Lannoy, quien no vio un doble control con el brazo de Luis Fabiano en uno de sus goles a Costa de Marfil (3-1).

Tampoco el maliense Koman Coulibaly estuvo acertado, al anular un tanto al parecer legal de Maurice Edu en el Estados Unidos-Eslovenia (2-2).

Todos estos errores han motivado en los últimos días una fuerte polémica sobre la aplicación de las nuevas tecnologías como ayuda al arbitraje.

" Hablé con las dos federaciones (inglesa y mexicana) directamente implicadas en estos errores. Les transmití mis disculpas y comprendo su descontento y las críticas", agregó Blatter.

Sin embargo, árbitros latinoamericanos salieron el martes en defensa de sus colegas al afirmar que el nivel de colegiados es excelente, frente a la ola de críticas que despertaron fallos polémicos.

" En Sudáfrica están los mejores árbitros del mundo. Hay un muy buen nivel de arbitrajes, en mi opinión", dijo el brasileño Carlos Simon, en una rueda de referís con la prensa en un centro de deportes de una escuela en las afueras de Pretoria.

El entrenamiento de referís de la Copa abierto por la FIFA a la prensa resultó una experiencia entretenida, cuando en las verdes canchas de fútbol del Ondendaal High School de las afueras de Pretoria, decenas de cronistas fueron invitados a trabajar de jueces de línea, con los banderines en las manos.

Los errores de los cronistas, incluso filmados, generaron un ambiente distendido de bromas de los colaboradores del referato y de algunos árbitros que se desquitaron de tantas críticas al verlos equivocarse.

De su lado, el árbitro colombiano Oscar Ruiz dijo que en el Mundial se están registrando fallos acertados y desacertados de los jueces, como siempre ocurre en el fútbol.

" Pero observo un buen nivel en los árbitros. Considero que el nivel de arbitrajes en esta Copa del Mundo es buena", explicó.

A su vez, el referí mexicano Marco Rodríguez sostuvo que le duelen los desaciertos que pueda cometer un colega suyo en el Mundial de Sudáfrica, pero dijo que la del arbitraje es una gran familia, profesional y unida.

" Nos duele un desacierto de un colega. Somos una gran familia, estamos muy unidos en la concentración. Somos profesionales antes que nada", dijo Rodríguez, de 36 años.

" Cuando un árbitro sale a dirigir un partido lo despedimos con abrazos y cuando vuelve también. A nuestra concentración la bautizamos La Casa Blanca por el color de las paredes. Hay una gran compenetración en nuestro trabajo. Nacimos para ser árbitros y aquí estamos", aseguró.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.