FIFA dará a conocer documentos sobre escándalo financiero

ZURICH (AP). El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, prometió el viernes dar a conocer los documentos sobre un escándalo de corrupción que podrían mencionar los nombres de altos dirigentes que recibieron incentivos por millones de dólares.

La FIFA había tratado de impedir que un tribunal suizo difundiera los documentos que confirman qué dirigentes recibieron pagos de la ex agencia de comercialización ISL, que quebró en el 2001.

Blatter dijo el viernes que el comité ejecutivo de la FIFA _incluso miembros implicados en el caso_ reabrirá el legajo de ISL en una reunión en Tokio en diciembre.

"Entregaremos este legajo a una organización independiente externa a la FIFA para que pueda examinarlo, extraer sus conclusiones y presentárnoslas", dijo Blatter después de una sesión de dos días de su panel ejecutivo.

El caso de ISL de hace una década pone a prueba la promesa que hizo Blatter de reformar el manejo del fútbol mundial después de una seguidilla de escándalos de sobornos, arreglo de votos y manejo irregular de entradas a los partidos.

Blatter anunció una reestructuración de los organismos investigador y legal de la FIFA que, según anticipa, demorarán dos años en completar, como un hecho definitorio de su cuarto y último período presidencial.

Tres grupos nuevos reportarán al previamente anunciado "comité de soluciones" para promover un buen gobierno. Se anunciarán en Tokio hasta 18 miembros, escogidos entre los ámbitos de la política y el fútbol, aunque no incluirán al ex secretario de estado norteamericano Henry Kissinger como Blatter había sugerido.

"Pienso que hemos sido ambiciosos en nuestro plan", afirmó Blatter, e insistió que la FIFA en sí "no es corrupta".

Blatter actuó en base a extensos consejos de Transparencia Internacional, un organismo global contra la corrupción que suele trabajar con gobiernos y corporaciones.

Sylvia Schenk, asesora deportiva de TI que instó a Blatter a hacer frente al problema de ISL, se manifestó satisfecha con la promesa de cambio.

"Creo que pueden cumplir. Sería una catástrofe si se volvieran atrás", comentó Schenk después de presenciar la conferencia de prensa del presidente de la FIFA.

Blatter dijo que los miembros de su comité estaban tranquilos de resucitar "este famoso caso de ISL".

"Estamos satisfechos porque avanzamos", afirmó. "Antes de fin de año, una gran carga de las preocupaciones que teníamos en el pasado quedarán atrás".

Seis ejecutivos de ISL fueron juzgados en Suiza en el 2008 acusados de irregularidades financieras por el desplome de la agencia con deudas de 300 millones de dólares. La quiebra puso en peligro las finanzas de la FIFA y la dejó desesperada por hallar nuevos compradores para los derechos de televisación y comercialización de la Copa Mundial.

El tribunal en lo penal oyó que ISL pagó 100 millones de dólares en sobornos a dirigentes deportivos, aunque el soborno comercial no era entonces delito en Suiza. Se dijo que un miembro del comité ejecutivo de la FIFA, el dirigente paraguayo Nicolás Leoz, recibió 130.000 dólares.

En el 2010, la FIFA reportó que dos altos dirigentes del fútbol devolvieron incentivos por valor de 5,5 millones de francos suizos (7 millones de dólares) con la condición de no ser identificados. La FIFA impidió que el tribunal de Zug los identificara.

La BBC informó que los documentos judiciales nombran al antecesor de Blatter, el brasileño Joao Havelange, y a Ricardo Teixeira, ex yerno de Havelange. Teixeira es miembro del comité ejecutivo y dirige el comité organizador de la Copa Mundial 2014.

También se dijo que el presidente del fútbol africano, Issa Hayatou, de Camerún, recibió pagos de ISL por unos 20,000 dólares, que aseguró eran para su confederación. Havelange y Hayatou, ambos miembros del Comité Olímpico Internacional, son investigados por la comisión de ética del organismo olímpico que usa las pruebas de la BBC.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.