Falcao y Mbappé, los símbolos del Mónaco campeón de Francia

La extraordinaria temporada del Mónaco, campeón francés 17 años después, ha estado protagonizada por el regreso al máximo nivel del colombiano Radamel Falcao y la aparición de Kylian Mbappé, sensación del fútbol europeo a sus 18 años. Ambos delanteros fueron los símbolos de un equipo para el recuerdo.

Antes de empezar la temporadas pocos creían en Falcao. El viejo 'Tigre' parecía en declive, tras dos temporadas sin continuidad en Inglaterra. Gran inversión del Mónaco cuando llegó Dmitri Rybolovlev al club, parecía que se quedaba en el Principado porque no tenía otra opción. Lento sobre el terreno, le costó alcanzar el ritmo, pero desde el principio marcó goles decisivos, como en la ronda previa de la Liga de Campeones. El técnico Leonardo Jardim lo convirtió en el capitán y referente de su joven plantel. Falcao respondió con 19 goles en la Ligue 1 y el liderazgo necesario para llevar a su equipo a las semifinales de la Champions.

Según transcurría la temporada, Mbappé ganaba peso en el Mónaco y se convertía en la estrella del equipo. Su rendimiento creciente cuando la presión aumentaba sobre sus espaldas lo han convertido en la gran promesa del fútbol europeo. Los grandes del continentes ajustan presupuestos en lo que se anuncia el próximo traspaso récord. Jardim ha gestionado a la perfección su evolución. Tras ganar el Europeo sub-17 con los Bleus, sufrió una conmoción en la primera jornada y se perdió los dos primeros meses de competición. Luego el técnico portugués lo utilizó en pequeñas dosis hasta que se impuso la evidencia. Termina el año como líder del equipo, con 15 goles en Ligue 1 y 6 en Champions en cuatro meses.

Para dirigir un ataque que ha marcado 104 goles (a falta de un partido para el final), hace falta un genio del pase. Bernardo Silva, fichado desde el filial del Benfica, se ha encargado de las maniobras junto con Thomas Lemar. Los dos cerebros del esquema 4-4-2 de Jardim finalizan con el mismo 9 goles para Lemar y 8 para Silva, y 10 pases decisivos para el francés y 9 para el portugués. El internacional luso de 22 años ya está también en la agenda de los poderosos europeos, así como Lemar, nuevo internacional francés de 21 años.

Eficaz en la recuperación, preciso a la hora de lanzar al equipo y quirúrgico desde el punto de penal (falló uno en toda la temporada, ante el Borussia Dortmund), el brasileño Fabinho formó con el francés Tiémoué Bakayoko una pareja de mediocentros defensivos del más alto nivel. Fabinho empezó la temporada con la amargura de perderse los Juegos Olímpicos (Brasil ganó el oro) porque el Mónaco quería que prepara la temporada. Además tenía que adaptarse a su cambio de posición, de lateral derecho a centrocampista. La idea Jardim fue de nuevo genial y 'Fabi' dirigió al campeón con mano maestra.

Otro fichaje que ha ofrecido un excelente rendimiento. El polaco Kamil Glik, antiguo capitán del Torino, fue el jefe de una defensa intratable. En su primera temporada en el Principado se adaptó a la perfección y guió al brasileño Jemerson, de 24 años, que ha progresado enormemente a su lado. Glik actúa sin delicadeza, si hay que despejar lejos y fuerte, no duda un segundo. Además aporta en ataque, con seis goles en Ligue 1, además de salvar un punto en el último minuto en Champions ante el Bayer Leverkusen (1-1).




Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida