¡Feliz año para todos en el fútbol! Menos Argentina

BUENOS AIRES ( AP). Uruguay, Brasil con el Santos de Neymar, México y Chile, entre otros, se abrazaron al éxito en un año nefasto en el fútbol para una potencia del fútbol como Argentina, que terminó huérfana de títulos.

Ancho de felicidad, Uruguay ganó la Copa América y cerró el 2011 a la cabeza de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de 2014; Santos se quedó con la Libertadores y fue finalista del Mundial de Clubes; México atrapó la Copa de Oro y la presea dorada panamericana en Guadalajara; y Universidad de Chile se alzo con la Copa Sudamericana.

Mucho más poderoso de lo que parece, Uruguay volvió a quebrar el orden jerárquico del continente que suelen marcar Brasil y Argentina, tal como lo hizo en el Mundial de Sudáfrica cuando fue semifinalista y quedó por delante de sus poderosos vecinos.

Argentina tuvo un camino tortuoso en todos los niveles de selecciones o de clubes y ni siquiera pudo festejar con Lionel Messi, un sobrenatural del fútbol que exhibe sus proezas en el Barcelona y que a los 24 años sigue arrasando con todos los premios internacionales.

Dirigido por Oscar Tabárez, Uruguay se llevó la Copa América en julio al doblegar 3-0 en la final a Paraguay con dos goles de Diego Forlán y uno de Luis Suárez, elegido el mejor jugador del torneo.

Uruguay quedó así como el máximo ganador de la Copa América con 15 títulos, uno más que Argentina, que para colmo de sus males se despidió en forma prematura de ese campeonato en su propia casa cuando su victorioso vecino rioplatense lo eliminó por penales en cuartos de final.

Por lo tanto, Argentina no estuvo ni siquiera en la lucha por el tercer puesto, así como también impactó la ausencia de Brasil, despachado en cuartos de final por Paraguay en los penales.

Para Brasil y Argentina, con cinco y dos copas mundiales, respectivamente, una puja por el tercer puesto no hubiese sido ningún premio de consuelo.

Pero sí lo fue para Perú y Venezuela, que parecerían tener pocas posibilidades de superar la primera fase y terminaron siendo protagonistas del torneo.

Con tres puñaladas de Paolo Guerrero, Perú venció 4-1 a Venezuela y finalizó tercero a expensas de una Vinotinto que por primera vez en la historia fue semifinalista de la Copa América, el torneo más importante del continente a nivel de selecciones.

Santos dio la vuelta olímpica en Sao Paulo ante un Peñarol de Uruguay tan granítico como el seleccionado charrúa.

Tras un empate 0-0 en Montevideo, Neymar abrió el camino de la victoria 2-1 del Santos, cuyo otro gol lo convirtió Danilo, con lo cual el Peixe se consagró campeón de la Libertadores por tercera vez, tal como lo había hecho en 1962/63 durante el reinado de Pelé.

Fue el tercer título seguido de Neymar tras haber ganado el campeonato Paulista con el Santos y el Sudamericano Sub20 en Perú con la selección de Brasil.

Pero por más que la mercadotecnia del fútbol quiera a Neymar en el pedestal, flaco favor le hacen al compararlo con Pelé, Diego Maradona o el propio Messi.

Este joven de cresta reluciente, por ahora quizás el mejor jugador de la región, pasó casi desapercibido en la posterior Copa América y en la final del Mundial de Clubes en Japón cuando Barcelona le propinó un descomunal baile con un 4-0 al Santos, con dos goles de Messi.

Neymar, de todos modos, con apenas 19 años tiene tiempo y talento para volar a una altura similar o superior a la de los grandes futbolistas de la historia.

Sin Neymar, volcado de lleno a la selección mayor, Brasil se consagró campeón del Mundial Sub20 en Colombia al vencer 3-2 a Portugal en la final, con tres goles de Oscar y tras un alargue de media hora.

Fue el quinto título mundial de Brasil en esa categoría, con lo cual quedó a uno de alcanzar a Argentina, que ni siquiera se clasificó a este campeonato.

México se quedó con el tercer lugar con una victoria 3-1 sobre Francia.

Exitoso año de México: aunque no le fue bien en la Copa América a la que acudió plagada de suplentes o juveniles, el Tri refrendó el título de la Copa de Oro al derrotar en la final 4-2 a Estados Unidos, en Pasadena, con dos goles de Pablo Barrera y uno cada uno de Andrés Guardado y Giovani dos Santos. Estados Unidos había sacado ventaja gracias a Michael Bradley y Landon Donovan.

Abrigado por millones de aficionados dentro o fuera de los estadios, México además disfrutó en casa del campeonato Mundial Sub17 con una victoria 2-0 ante Uruguay en la final, con goles de Antonio Briseño y Giovani Casillas.

Y por si esto fuese poco, los aztecas embolsaron la medalla de oro del fútbol Panamericano cuando un gol de Jerónimo Amiones le permitió derrotar 1-0 a Argentina en la final en Guadalajara.

Sobre el cierre del año, Universidad de Chile superó como local 3-0 (1-0 en choque de ida) a Liga de Quito de Ecuador y se proclamó campeón de la Copa Sudamericana, que está un peldaño abajo de la Libertadores.

Dos goles de Eduardo Vargas, máximo artillero de la competición y flamante jugador del Napoli italiano, y otro del argentino Gustavo Lorenzetti le permitieron a la "U" adornar sus vitrinas con su primer trofeo internacional.

El 2011 también será recordado como el año en que se retiró el brasileño Ronaldo, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos y principal anotador de los mundiales con 15 goles, uno más que el alemán Gerd Müller.

Además, este año quedará marcado a fuego para River Plate de Argentina y América de Cali de Colombia, dos de los principales clubes del continente que descendieron a la segunda división en las ligas de sus países por primera vez en la historia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.