Henry se medirá con al Barça al Arsenal

LONDRES (AFP). El delantero internacional Thierry Henry, jugador del Barcelona, se enfrentará el miércoles al Arsenal en los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol, un encuentro con su antiguo club que el francés quería evitar a toda costa porque sigue considerándose un 'Gunner'.

"Antes del sorteo ya había dicho que no quería enfrentarme al Arsenal. Era un deseo", lamentó Henry recientemente a la prensa porque, tal y como recordaba hace unos meses "siempre seré un 'Gunner'".

En el equipo inglés, en el que jugó entre 1999 y 2007, Henry era venerado como un Dios, un estatus que el galo no ha alcanzado en el Barcelona. Con los 'Gunners', el francés marcó 226 goles en 369 partidos, dianas que, entre otras hazañas, explican por qué los hinchas del Arsenal le dedicaron una canción.

En esa composición se resume la historia londinense del francés, pues, según su letra, "Thierry Henry nos vino de Turín" sin estar "demasiado seguro de su juego" antes de marcharse como "el mejor delantero que hemos visto".El Arsenal ha hecho de Henry un gran jugador tras su paso errático por la Juventus, algo que el delantero devolvió al transformarse en el símbolo del juego espectacular de los 'Gunners'.

Éstos destacaron con el galo en sus filas por su elegancia y por su carácter conquistador, que también son las señas del entrenador del club, el también francés Arsène Wenger.

Siendo Henry del Arsenal, el equipo londinense ganó tres Copas de Inglaterra y dos campeonatos de la Premier League. El título liguero de 2004 se logró sin que el club llegara a conocer la derrota.

Aunque el punta sólo haya pasado una temporada en el Emirates Stadium, el estadio que sustituyó al de Highbury, Henry se espera una noche "muy especial", y "llena de emoción" a su regreso al terreno de los 'Gunners' para disputar con el Barça el partido de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

"Será un partido extraño para mí", confesó a los medios de comunicación del club catalán. "Volver a la que ha sido tu casa durante ocho años es muy especial. Eso sí, si me toca jugar, lo daré todo", previno.

Para explicar su caso, el francés señala la experiencia de su compañero de equipo Xavi Hernández, jugador emblemático del club barcelonés. "Jugué ocho temporadas en el Arsenal. Es como si Xavi dejaba el Barça para volver luego", expuso.

En su historia de amor con el Arsenal, queda la gran herida que supuso la derrota ante el Barcelona en la final de la Liga de Campeones de 2006, lo que comenzó a convencer al jugador de que no ganaría ese trofeo con los 'Gunners'.

La temporada siguiente, Henry expresó públicamente sus dudas sobre la política de Wenger para los jóvenes jugadores del equipo. Las lesiones que sufrió ayudaron a que sus relaciones con el vestuario se degradaran, especialmente con las promesas, que no veían bien su paternalismo.

Entre esas estrellas, se encontraban el español Cesc Fabregas y el holandés Robin van Persie.

En este contexto, todas las circunstancias se reunieron para que se produjera su salida del Arsenal, para llegar al Barcelona, donde no es más que una estrella entre otras. No es la que más brilla, y es, de hecho, la que más palidece.

Henry, con 32 años, no está seguro de jugar el miércoles ante su ex equipo, pues esta temporada ha estado a menudo lesionado e irregular en su juego. Sólo fue titular en 14 partidos de la Liga y sólo ha marcado tres goles en todas las competiciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.